Una oportunidad para Telemadrid

04 May 2016
Compartir: facebook twitter meneame
Comentarios

Desde el inicio de legislatura, allá por Mayo del año pasado, hemos trabajado desde el grupo parlamentario de Podemos en la Asamblea de Madrid para arrebatar Telemadrid de las manos del partido imputado y devolvérselo a sus legítimos dueños: los madrileños y madrileñas. La nueva aritmética parlamentaria despertó la esperanza en mucha gente que, lejos de resignarse y darlo por perdido, confiaba –y confía- en que Telemadrid no tiene por qué ser sinónimo de bajas audiencias, escasa veracidad, manipulación, EREs no ajustados a derecho, desplifarro y opacidad en las cuentas.

Como hemos reconocido a lo largo de estos meses, la ley que la Asamblea de Madrid aprobó –con los votos de PP y Ciudadanos- a finales de 2015 no nos satisface: consideramos que no aborda los problemas estructurales de los que adolece la radio televisión madrileña. Y sin embargo, una vez aprobada, tenemos el firme compromiso de que se aplique con todas las garantías y, por qué no, mejorar el marco legislativo si en el desarrollo cotidiano se ponen de manifiesto lagunas o limitaciones. Con ese ánimo, nos pusimos manos a la obra. Por desgracia nos encontramos con algunos obstáculos: indeterminaciones en el texto aprobado, ausencia de voluntad política para dar paso a los cambios necesarios, permanentes negativas del equipo actual para facilitar la información para el inminente relevo, vetos a organizaciones sindicales

Con meses de retraso, mañana, jueves 5 de abril, asistiremos, a la votación parlamentaria que permitirá renovar el Consejo de Administración de Telemadrid. Una renovación que supone la entrada de nueve personas, de diferentes perfiles, que deben estar a la altura y demostrar conocimiento de la casa, del mundo audiovisual y suficiente imaginación para sacar al medio del hoyo en el que la metieron los actuales gestores. Como ocurre en momentos de ausencia de mayorías absolutas, ningún grupo político puede imponer, totalmente, sus ideas o sus propuestas y hay que aceptar la diversidad. De eso se trata. De renovar, de una vez por todas, el Consejo de Administración para que siga la estela de la renovada dirección de informativos, con Alipio Gutiérrez al frente, y mejore poco a poco Telemadrid y Onda Madrid.

Con los actuales niveles de audiencia, el uso propagandista que ha pervertido la radiotelevisión madrileña y miles de madrileños desintonizando Telemadrid de sus televisores, hay quienes están tentados con el cierre de la cadena. Un cierre, con efectos similares al premeditado desprestigio de un servicio público que han conseguido vaciar de público, supone tirar la toalla. Precisamente todo lo contrario a lo que deberíamos hacer. Por los profesionales que quedan en la cadena, por el derecho de la ciudadanía madrileña a recibir información de proximidad y por las enormes posibilidades en el nuevo panorama mediático, debemos dar una oportunidad a Telemadrid. Ayer mismo celebrábamos el Día Internacional de la libertad de Prensa y no hay mejor celebración que apostar por medios públicos veraces, independientes, plurales, sensibles a las realidades que les rodean, con medios suficientes para generar producción propia y, lo más importante, con credibilidad para que la gente les elija para informarse y entretenerse.

Mañana tenemos la posibilidad de comenzar ese camino en la región de Madrid, esperemos que nadie la desaproveche guiándose antes por intereses partidistas, demostrando una falta de respeto a las instituciones, que por la posibilidad de hacer efectivos los derechos de millones de madrileños y madrileñas.


comments powered by Disqus