S.O.S Parla

05 May 2017
Compartir: facebook twitter meneame
Comentarios

No mucha gente conoce Parla. Ni siquiera la gente de Madrid. Hasta hace poco para mí también era un lugar desconocido, hasta que hace dos años fui designado diputado de zona de Parla (entre otros municipios). Desde entonces he podido conocer de primera mano las luces y sombras de un municipio maltratado por sus gobernantes y por la Comunidad de Madrid y que, al mismo tiempo, alberga un crisol de culturas y una ciudadanía viva y llena de ideas, propuestas y ganas de mejorar su ciudad.

Parla es la novena ciudad más poblada de la Comunidad de Madrid, una de esas poblaciones llamadas ciudad-dormitorio, ubicada en la periferia de la ciudad de Madrid, conectada por la carretera de Toledo. Gobernada por el PSOE desde 1979 hasta 2015, actualmente se encuentra el PP al frente del Ayuntamiento. Este cambio de color político no ha significado una mejora en la calidad de vida de sus habitante pero sí, hay que reconocerlo, se ha traducido en una mejor relación con el gobierno autonómico que sistemáticamente había maltratado a Parla –en términos de financiación, acuerdos, planes y estrategias- por no tener un gobierno azul.

Parla tiene el dudoso honor de ser el segundo municipio de más de cien mil habitantes más endeudado de toda España, fruto de una mala gestión y un tranvía sobre el que sobrevuela la sospecha y recuerda al monorraíl de los Simpsons. Este hecho supone un lastre para cualquier iniciativa que pretenda poner freno a la espiral de pobreza y exclusión que asola al municipio. Una espiral que, según la extrapolación más optimista de los datos del Informe sobre Pobreza y Exclusión en la Comunidad de Madrid, realizado por la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social, condena a una situación de pobreza o pobreza extrema a más de un 30% de la población del municipio. La situación laboral de los parleños y parleñas no es muy halagüeña: cerca del 40% de la población activa se encuentra en desempleo, agravando el problema el hecho de que el 25% de los desempleados y desempleadas llevan más de dos años en esa situación (paro de larga duración) y el 36% son mayores de 45 años. Este panorama provoca que Parla sea la ciudad de más de 20.000 habitantes –excluyendo a Madrid- con más familias perceptoras de la Renta Mínima de Inserción (RMI), muestra inequívoca de la situación de emergencia social que se vive en el municipio.

Para entender la realidad de Parla, no es suficiente con estos datos sino que es necesario comprender el agravio comparativo existente con otros municipios de la región con similares características sociodemográficas (Torrejón de Ardoz, Alcobendas, Fuenlabrada, Getafe…). Así, encontramos un déficit en equipamientos sanitarios de atención primaria, en instalaciones de ocio y cultura, medios eficaces de transporte interurbano… Este hecho hace que mucha gente en Parla se sienta ciudadanía de segunda.

Afortunadamente, los parleños y parleñas no asisten impasibles a esta situación y demuestran un espíritu cívico, un compromiso con la mejora del municipio –sólo hay que ver la infatigable labor de la PAH Parla, ejemplo para quienes defienden los derechos humanos- y un orgullo por su ciudad envidiables. Hace más de un año, la plataforma Urge Parla elaboró un plan a dos velocidades (una de carácter inmediato y otra a medio y largo plazo) para hacer frente a muchos de los problemas industriales, habitacionales, educativos, económicos y sanitarios que atraviesan el municipio. Tras un ingente curro de documentación, recogida de datos, debate político y trabajo en equipo, fueron capaces de que llegara al Pleno municipal y se aprobase por unanimidad.

Sin embargo, más de un año después no hay noticias de la puesta en marcha de este plan. Pareciera que el PP votó a favor de cara a la galería pero se niega en rotundo a adoptar las medidas, que votó a favor, necesarias para hacer frente a las necesidades de las familias de Parla. Será que el señor Martínez Hervas prefiere emplear su tiempo como alcalde en realizar comentarios racistas y xenófobos.

Frente a esta hipocresía y dejadez del Ayuntamiento, desde Urge Parla convocan una marcha el sábado 6 de Mayo, desde Parla hasta el centro de Madrid (Pza. Reina Sofía), para reivindicar que el gobierno regional deje de faltar al respeto a los habitantes de Parla, equiparando los recursos que recibe el municipio y poniendo en marcha los planes necesarios para hacer efectivos los derechos de los parleños y parleñas así como la reactivación económica e industrial del municipio. Parla y su gente seguirán demostrando que frente al desprecio de los malos gobernantes existe la voluntad y la posibilidad de salir adelante.


comments powered by Disqus