Opinion · Puntadas sin hilo

Huracán Bárcenas VI (Rajoy, no al Congreso)

España se ha convertido en una fábrica de antidemócratas en abundancia y a diario. Unos declarados, y otros en el inconsciente. La Diputación Permanente del Congreso de los Diputados, como se sabe dominada por el Partido Popular, ha denegado la solicitud de comparecencia del Presidente del Gobierno en un pleno monográfico hecha por varios grupos parlamentarios para que explicase todo lo relativo al caso Bárcenas, sobresueldos incluidos. Por lo visto eso es tarea de subalternos; Rajoy no puede acudir en carne mortal a dar cuenta a los españoles de algo tan crucial que está poniendo en duda la confianza de los ciudadanos en la actividad política, en la Constitución y en el mismo sistema. No son dignos de tal parabién. ¿Cuántos cientos, o miles, de ciudadanos han renegado de la honestidad política del Presidente, cuántos se han convertido en escépticos y amargados objetos o sujetos de burla, cuánta chispa de rebelión se ha encendido, cuántos sienten asco hacia sus dirigentes, con el principal a la cabeza?

Pero les da igual, no se guían sino por sus estrategias indecorosas, quieren reducir la democracia a echar un papel en una urna cada cuatro años y luego tener patente de corso para los desmanes que estimen, negando voz al pueblo en asuntos sobrevenidos.

Se impone un pensamiento simple: Si no quiere comparecer ante el Pleno es porque algo teme, algo oculta. Él está por encima del bien y del mal. Junto con sus secuaces, dicho sea políticamente, entiende que lo que se desea es desprestigiarle, ridiculizar su gestión, sus decisiones, sus indecisiones, incluso descabalgarle del poder. Mejor no ir. ¿Para qué?, ¿qué necesidad hay?, ¿el pueblo?, bah, el pueblo, esa cosa insustancial y manejable, ahora es tiempo de guarecerse y esperar a que escamp, luego ya bombardearemos al pueblo con promesas y propaganda.

Las mayorías absolutas son la guillotina de los Parlamentos. Ahora irá Montoro para hacer de pim-pam-pum y evadir contestaciones. Y la sensación de náusea se acrecentará en los ciudadanos. Todo seguirá igual, nada pasará, como afirma todo el mundo, y yo también. Aunque matizo y rectifico: pasará que España está en la abyección política. Por culpa de esos pelados de gobernantes cobardes, remisos y huidizos. El encubrimiento de la indecencia. La antitransparencia. Eso ha significado la negativa del Presidente a comparecer en el Parlamento.

Mientras tanto, el juez Ruz lucha con sus armas cortas: tres años ha tardado Suiza en responder a la Comisión rogatoria que había solicitado el juez Garzón, tres años que se retrasa el sumario, tres años en que se evaporarán pruebas por no tener el coraje judicial de ordenar el registro de la sede del P?, ¿tres años de sobres evaporados?, ¿cuánto tardarán Argentina y EEUU (que nunca da curso) en contestar a las nuevas solicitudes sobre la fortuna de Bárcenas? Tres años de esta broma macabra y farsa política. Rajoy, el hombre que se burló del Parlamento, del pueblo y de España. Esta negativa a comparecer ante el Pleno es la demostración palpable.

____________________

Gota PREOCUPANTE: Hacienda denuncia que Urdangarin defraudó con la empresa que tenía con la Infanta.

______________

Gota de MÁXIMA DESVERGÜENZA: No tienen arreglo: El Gobierno cambia la ley para que condenados puedan dirigir bancos. Lo decidirá el Banco de España.

_______________

Gota BRAVÍSIMA: Ecuador demanda a España ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo por la Ley hipotecaria y la obligue a cambiarla. 15.000 ecuatorianos están afectados por desahucios e hipotecas. ¡Ojalá gane Ecuador!