Huracán Bárcenas VII (Montoro, la farsa continúa)

Arturo González

Es terrible la inutilidad del Parlamento. Creo que es una de las cuestiones que más degrada la democracia. Seguramente y por desgracia puedo parecer un fascista, pero estimo que si se preguntara a la totalidad de españoles su opinión acerca de la credibilidad del Parlamento, la respuesta sería pavorosa. Nadie, me atrevo a decir, confía en su rigor y seriedad; sus componentes no se mueven ni hablan sino por intereses espurios. Se sabe todo lo que van a decir, lo que dicen y por qué lo dicen. Resulta de una deshonestidad política descomunal. Es como una guerra a pedradas verbales, sin el menor viso de coherencia ni objetividad. Y de una monotonía inaguantable; ningún ciudadano se toma en serio lo que puedan hacer o decir los parlamentarios. Es un mal asumido.

La comparecencia del ministro Montoro para hablar de la regularización extraordinaria, como él dice, o de la amnistía fiscal, como creen los españoles, corrobora lo dicho. Es decir, fue una comparecencia inútil, de nula credibilidad su intervención, de clara tendenciosidad por parte de sus oponentes, y de una monotonía abrumadora.

¿Para qué ha servido esta comparecencia, ha disipado las dudas de algún español ante el escándalo de corrupción advenido? Ha pasado lo peor que podía ocurrir: que nadie ha creído a nadie, y que la sensación de impotencia de los ciudadanos se ha convertido en repulsión. Seguimos sin saber si ha habido sobres, seguimos sin saber si el señor Bárcenas se acogió y benefició de esa regularización-amnistía, y seguimos sin saber si el Gobierno y el Partido Popular son cómplices de encubrimiento. El Parlamento fue ayer una farsa, una comedia grotesca, una parada de monstruos, un chapotear en el pantano de las excusas, un perder la oportunidad de hacerse creíble. El espectáculo de la infamia política continúa.

Todos los partidos políticos, todos los parlamentarios españoles, los líderes políticos, Su Majestad el Rey, todos los defensores de la Constitución, todos los amantes de la Democracia, deberían como actividad principal recuperar el crédito de su máxima institución: El Parlamento. Todos los ciudadanos españoles se lo exigimos. El Congreso de los Diputados no es un teatro.

La pregunta del millón: ¿Habrá o no habrá por fin lista de sobresueldos? Ésa es la clave: Más que en Bárcenas y la imperiosa necesidad de aplicarle la medida cautelar de prisión incondicional para evitar la destrucción de pruebas indispensables, en estos momentos España está en manos del director del diario El Mundo. Si hay lista, y se publica, el Partido Popular estará perdido; si no la hay, El Mundo se habrá buscado la ruina periodística. Yo apuesto por El Mundo. ¿Ustedes?

____________________

Gota CATALANA: Señor Junqueras, ¿desde cuándo es antidemocrático opinar que el derecho a decidir no cabe hoy en Catalunya?

_______________

Gota LÓGICA: El PSOE destituye al director de su Fundación Ideas por una falsa columnista. Le exige que devuelva el dinero facturado con el seudónimo de Amy Martin. ¿Cuándo presentará querella contra Carlos Mulas por estafa?