Opinion · Asaltar los Suelos

Defender el derecho a la vivienda, también desde Podemos

Podemos se encuentra inmerso en la celebración de su Asamblea Ciudadana, espacio en el que sus bases van a decidir qué es Podemos y cómo se organiza. No es extraño encontrarse en los medios de comunicación los debates que se están dando entorno a los borradores de los documentos ético, político y organizativo. Sin embargo, hay otros documentos que también se votarán (desde hoy y hasta el 18 de octubre) y que quizás están pasando un poco más desapercibidos: las resoluciones, pequeños textos que buscan alcanzar un consenso dentro de Podemos en torno a cuestiones concretas.

Quizás, una de las cuestiones concretas que mejor define el contexto de emergencia social que vivimos es la constante vulneración del derecho a la vivienda. El trabajo de las PAH y demás colectivos por la vivienda ha sido capaz de sacar a la escena pública el drama que vivimos en torno a este derecho básico: somos el país europeo con más desahucios y con una tendencia alcista año tras año, expolio de vivienda pública, impunidad para los culpables de esta situación, procedimientos judiciales sin garantía, etc.

La lucha por la conquista de este derecho se lleva trabajando desde los movimientos sociales desde hace muchos años. Durante este tiempo hemos sido capaces de sacar adelante propuestas coherentes, posibles y eficaces para garantizar el derecho a la vivienda, que además cuentan con un gran apoyo social.

Ante esto, un pequeño grupo de compañeros y compañeras que nos conocimos en el movimiento por la vivienda y que nos hemos vuelto a encontrar en Podemos, hemos lanzado una resolución para que sea discutida en la Asamblea Ciudadana y que hemos llamado “Ganar el Derecho a la Vivienda y acabar con la Impunidad Financiera“, respetando la independencia de este valioso movimiento.

Pero, ¿por qué sacar esta resolución para la Asamblea Ciudadana de Podemos?

Si Podemos asume responsabilidades de gobierno, uno de las primeros problemas que tendrá que abordar será el de la vivienda. En esta resolución definimos los cuatro puntos en torno a los cuales se podría comenzar a desarrollar una política de vivienda que garantizará este derecho:

1)      Derechos habitacionales para todas y todos de acuerdo a los estándares internacionales de Derechos Humanos.

2)      Derecho a la dación en pago con carácter retroactivo.

3)      Procedimientos judiciales con todas las garantías.

4)      Fin de la impunidad financiera y apertura de una auditoría social.

Además de esto, entre estas medias están definidos los tres puntos que la ILP de la PAH llevó al Congreso de los Diputados: paralización de desahucios, alquiler social y dación en pago con carácter retroactivo. Esta ILP, a pesar de haber conseguido más de 1.400.000 firmas, se encontró con el veto de la mayoría absoluta del PP. Con esta resolución queremos hacer de las medidas de la ILP un consenso dentro de Podemos que le permita luchar contra una clase política que no ha querido escuchar la voz de la ciudadanía.

Esta resolución la hemos sacado adelante un grupo de activistas, pero más de 60 personas, entre abogados, economistas, psicólogos, trabajadores sociales, y otros colectivos, la han firmado, demostrando que la vivienda no es sólo un problema que defendemos una serie de activistas, es una cuestión estructural que condiciona nuestras vidas.

Por estas razones hemos presentado esta resolución y creo que es importante votarla, dentro del marco habilitado para apoyar todas las resoluciones que se presentarán en la Asamblea Ciudadana. Es una forma más de seguir luchando por el derecho a la vivienda.