Opinion · Asaltar los Suelos

Corrupción o Política: nosotros elegimos

Parece que comenzar el día con un nuevo caso de corrupción en política va a ser algo tan normal como desayunar un lunes viendo los goles de la jornada, o consultar el resultado de la lotería. Esta semana nos toca una redada con 51 detenidos, con Granados a la cabeza y seis alcaldes (PP y PSOE), por formar parte de una trama para el cobro de comisiones (250 millones en los dos últimos años) por la adjudicación de obras.

Granados 1Después de la Gürtel, las preferentes de Bankia, la Caja B Bárcenas, la venta de vivienda pública a fondos buitre y las tarjetas black, pensé que ya nada me sorprendería. Y así es. Granados pasa a formar parte de una larga lista de políticos corruptos que se han enriquecido robando fondos públicos y esto no me sorprende.

Ya van tantos casos de corrupción que el que haya políticos que nos están robando es algo normal. Algo que, a día de hoy, no ha tenido una penalización política por parte de la población. Ejemplo de esto es el caso de la Generalitat Valenciana, que después de haber imputado a Francisco Camps en el caso de los trajes, volvió a ganar con mayoría absoluta el 22 de mayo de 2011, viéndose obligado a dimitir al mes y medio de su reelección por este caso.

Pasan los días, vemos cómo va saliendo a la luz caso a caso, cómo éstos salpican a todas las fuerzas políticas, cómo afectan a políticos de todos los rangos; te llevas las manos a la cabeza pensando: ¿y si esto no es más que la punta del iceberg? Debe haber tanta basura por todos lados que les debe dar pánico perder unas elecciones y que alguien airee todas sus tramas. Entonces te acuerdas de las elecciones del 2003 a la Comunidad de Madrid y del señor Tamayo y claro, todo empieza a encajar mejor.

Aunque bueno, también es injusto decir que esta corrupción no ha generado ninguna contrapropuesta. En la entrevista de Jordi Évole a Pablo Iglesias en el programa Salvados de este domingo, Pablo decía que los padres de Podemos no han sido ni él ni la gente de su equipo, ha sido la corrupción que vivimos en este país. Entonces comienzas a comprender por qué esta formación u otras como las plataformas ciudadanas Ganemos les dan tanto miedo a estos señores del PP y se esfuerzan en llamarles etarras o bolivarianos. Que llegue al poder alguien sin facturas políticas y con ganas de limpiar las instituciones de corruptos les debe dar mucho miedo.

GranadosyAguirreSe podría decir que la corrupción puede jugar dos papeles: o bien la población la naturaliza y consideramos que el político de turno va a robar, y total, todos son iguales; o sirve de elemento aglutinador para generar una alternativa que siente ante los tribunales a quienes han expoliado lo público para enriquecerse. La primera es una ruina para la democracia, abandona los espacios de debate político para que sean unos ladrones los que los ocupen y nos relegan a ser meros espectadores de un juego que desde el principio sabemos que vamos a perder. La segunda nos recuerda lo importante que es la política y nos mueve para tratar de recuperar la democracia como elemento de empoderamiento ciudadano que nos permita tener una vida digna como individuos y en la relación con nuestro entorno.

El papel que juegue la corrupción en nuestra sociedad está en nuestras manos. Seguimos desayunando con los goles de la jornada, o comenzamos a utilizar la política para echar a los que han llegado a ella para enriquecerse. Nosotros elegimos.