Los Títeres de TVE

Carlos Huerga

El pasado lunes, el telediario de Televisión Española (la televisión pública de nuestro país) dedicó parte de su tiempo a hablar de los dos titiriteros detenidos y sometidos a prisión incondicional por un delito de apología al terrorismo, así como a otra serie de noticias de actualidad.

Si les digo que este telediario dedicó 5 minutos y 23 segundos a esta noticia repartidos en dos directos, uno desde el Ayuntamiento de Madrid y otro desde la audiencia; dos piezas, una sobre la petición de cese de los grupos de la oposición, y otra centrada en el momento procesal del caso; cerrando el bloque con las declaraciones del Ministro Catalá insistiendo en la petición de dimisión de la concejala de cultura, probablemente me dirán que le he prestado mucha atención a dicho telediario.

Si además les digo que a otros temas de interés del día se le asignaron unos tiempos sustancialmente menores, en concreto 58 segundos al Caso Noos (donde se sienta la Infanta Cristina y Jaume Matas), 57 al caso Taula (donde se investiga la corrupción del PP valenciano que apunta a Rita Barberá) y 1 minuto al desplome que ese día se dio en la bolsa, seguramente me dirán que parece que veo la tele con un cronómetro en la mano.

Como además les diga que en las informaciones sobre los titiriteros se hablaba condenando la obra y pidiendo responsabilidades desde el PP (con Cristina Cifuentes, Presidenta de la Comunidad de Madrid señalando que “estamos hablando de adoctrinamiento de niños”), PSOE, Ciudadanos y el Ministro Catalá; que no se escuchaba la voz de quienes apoyan a los titiriteros y dicen que su detención es una medida desproporcionada; que tampoco se explica con claridad en qué contexto de la trama aparece el cartel en que se basa la acusación de “apología al terrorismo”, probablemente me dirán que no estoy siendo objetivo.

Sin embargo, ninguna de estas palabras es mía. Son extractos de la nota interna que ha emitido el Consejo de Informativos de TVE en el que este ente considera “la cobertura dada a la noticia excesiva en cuanto a tiempo, por comparación con otras informaciones de igual o mayor importancia, y sesgada, al no ofrecer declaraciones que sirvan de contrapunto a la única versión que se ofrece”. Cabe comentar que El Consejo de Informativos de TVE se encarga de garantizar el control interno y la independencia de los profesionales de la información en este canal.

Sobra decir que la obra de teatro era inadecuada para el público infantil al que iba dirigida y que esto ha sido un error del Ayuntamiento de Madrid. Ya mucha gente ha denunciado que estas dos personas estén en prisión incondicional por haber representado una obra de teatro en la que había un cartel en el que ponía “Gora Alka ETA” es una auténtica aberración y yo no puedo hacer más que sumarme a esta denuncia. Pero encima, que se utilicen los medios de comunicación públicos de manera parcial e interesada para cargar contra el Ayuntamiento de Madrid y las dos personas encarceladas, manipulando la sensibilidad general que despierta en nuestro país las cuestiones relacionadas con el terrorismo, nos obliga a reflexionar, más aun teniendo en cuenta los hechos acontecidos, sobre la calidad de nuestra democracia.