Opinion · Asaltar los Suelos

Pues va a ser que Bankia estafaba a la gente

La Audiencia Nacional ha admitido a trámite la querella presentada por dos particulares contra Caja Madrid, la actual Bankia, por conceder hipotecas sobrevaloradas. En la querella se denuncia que desde 2003 a 2009 era práctica común sobretasar viviendas para conceder hipotecas por más del 100% del valor de la vivienda. Se acusa a Miguel Blesa y parte de su cúpula directiva de delitos de estafa, administración desleal e incluso asociación ilícita.

No es la primera vez que vemos a un directivo de Bankia investigado o juzgado: tarjetas blackla venta de preferentesfalsedad de información en la salida a bolsa, etc. Sin embargo, las actuaciones denunciadas en esta querella ponen de manifiesto la injusticia de la distribución del pago de la crisis y como se ha vulnerado el derecho a la vivienda:

De inflar la burbuja inmobiliaria a ser uno de los bancos que más desahucian

A pesar de haber dado hipotecas sobrevaloradas durante años, cuestión que hizo que con el estallido de la crisis mucha gente acabará perdiendo su vivienda, a Bankia no le ha temblado la mano a la hora de desahuciar. Según un informe de la PAH y el Observatori Desc, BBVA, Bankia, Santander y CaixaBank ejecutaron el 59% de los desahucios desde 2011 a 2013. Es decir, durante años se dedicaron a inflar la burbuja inmobiliaria para, una vez que había estallado, quedarse con las viviendas de las personas a las que presuntamente han estafado, sin darles una solución habitacional.

Fue la entidad que se llevó la mayor parte del rescate bancario

Dentro de la querella se denuncia que las malas prácticas de Bankia pueden haber afectado a la economía española, razón por la cual la Audiencia nacional tiene competencias para investigarla. A pesar del efecto que ha tenido esta mala gestión sobre todos nosotros, Bankia fue la entidad que llevó la mayor parte del rescate bancario: 22.424 millones de € en efectivo y 34.768 millones en ayudas subordinadas. A cambio, el Estado solo ha recibido acceso a la propiedad por un valor de 6.195 millones. ¿Qué quiere decir esto? Hemos dado más de 57.000 millones de € para rescatar a Bankia, renunciando a tener un control sobre la entidad que la obligara a subsanar los efectos de su mala gestión sobre la economía española.

Una máquina de generar activos tóxicos

Parte de las hipotecas sobrevaloradas que Caja Madrid concedió entre 2003 y 2009, tras el estallido de la crisis, se convirtieron en activos tóxicos. El lastre que esto suponía para las cuentas de Bankia, así como para otros bancos que tenían el mismo problema, hizo que el Estado creara la Sareb, el banco malo, comprando parte de estos activos con dinero público. El objetivo de esta transferencia era librar a Bankia (entre otros) de unas viviendas desahuciadas, o con riesgo de llegar a serlo, que hoy no valen lo que se pagó por ellas en su día. Con esta acción las viviendas se podrán poner a la venta cuando se hayan revalorizado, en lugar de darles un uso social como ha demandado la PAH.

Si la querella prospera y la Audiencia Nacional confirma esta gran estafa, se abrirá una nueva vía judicial para que todas las personas afectadas puedan tener una solución justa. Podría no solo afectar a la gente que se hipotecó con Bankia, ya que el auto del magistrado declara que “el hecho de que la sobrevaloracion de las tasaciones pudiera haber sido en España y otros países una práctica generalizada en el período anterior al estallido de la crisis de 2008 y en plena expansión de la burbuja inmobiliaria, no puede sin embargo justificar cualquier práctica”, lo que puede poner en el punto de mira a otras entidades del sector bancario por los mismos delitos.

Pero, sobre todo, si se confirman las acusaciones, quedará demostrado que el relato de que estamos en crisis porque hemos vivido por encima de nuestras posibilidades es rotundamente falso: hemos vivido con las posibilidades que nos daba una banca que incurría en delitos mientras las administraciones miraban a otro lado, y encima hemos pagado la factura de su burbuja.