Hasbará

‘Hasbará’ es una palabra hebrea que derivada del verbo que significa ‘explicar’ y que habitualmente se utiliza como sinónimo de ‘propaganda’. La ‘hasbará’ constituye un elemento esencial de las relaciones públicas de Israel en el mundo. Y es así porque sus líderes prefieren hacer propaganda para contrarrestar las críticas a considerar seriamente retirarse de los territorios ocupados en la guerra de 1967 y poner fin a la brutal ocupación.

Los israelíes reclutan a cualquier simpatizante de Israel, judìo o no judío, que muestre interés en defender las posiciones del Estado judío, por ejemplo en blogs o en la prensa. Lo único que se necesita es tiempo libre y voluntad para convertirse en un activista prosionista. Israel ya se encarga de facilitarte la información necesaria para que operes como propagandista desde tu casa, sin necesidad de abandonar tu hogar.

El último esfuerzo de ‘hasbará’ que se realiza estos días tiene que ver con las universidades de Estados Unidos y Europa. Los israelíes están pagando a decenas de estudiantes cristianos viajes a Israel para recibir información acerca de cómo combatir las críticas a Israel. Detrás se encuentra el diputado David Rotem, del partido Israel es Nuestra Casa, la formación que lidera el titular de Exteriores, Avigdor Lieberman, un político a quien con frecuencia se acusa de racista y xenófobo.

Un grupo que responde bien a las demandas de la ‘hasbará’ son los cristianos evangelistas de Estados Unidos. En realidad, en Estados Unidos abundan los grupos evangelistas que están dispuestos a defender a Israel sin ninguna contrapartida. Los israelíes ven en estos grupos una oportunidad única para exportar su ideología y defenderse de las críticas. En los últimos años, el esfuerzo de Israel también se ha dirigido a Europa, donde existe un clima más hostil hacia el Estado judío.