Trump y los judíos

Se estima que aproximadamente 300.000 estadounidenses judíos viven en Israel y están capacitados para votar en las elecciones americanas. De ellos, una buena parte reside en los asentamientos de los territorios palestinos ocupados, es decir son colonos.

Los medios israelíes han informado de que en las elecciones del 8 de noviembre, aproximadamente el 70 por ciento de los americanos judíos de Estados Unidos votaron por Hillary Clinton mientras que el 25 por ciento lo hizo por Donald Trump.

Un porcentaje casi exactamente invertido fue el que se registró en Israel entre los americanos judíos que votaron, donde el 75 por ciento votaron por Trump.

Estos datos muestran que la tendencia política de los judíos es opuesta en Israel y en Estados Unidos. Los americanos judíos de Israel se inclinan significativamente por Trump, al contrario de lo que ocurre con los judíos de Estados Unidos.

De todas maneras se ha de decir que la influencia política de los judíos demócratas de Estados Unidos es muy pequeña aunque sean mayoría. Esos judíos son más visibles socialmente pero inciden mucho menos en la política interior y exterior del país.

El principal lobby judío de Estados Unidos, el AIPAC, está en manos de los judíos de inclinación republicana que son favorables a las políticas más reaccionarias de Israel.

Los judíos americanos que emigran a Israel tienen una ideología más radical, de ahi que no extrañe que hayan votado mayoritariamente a Trump. Este sector de la población judía de Israel está más en sintonía con los lobbies judíos que con sus correligionarios demócratas de Estados Unidos.

La prensa americana e israelí ha señalado que las donaciones de los judíos en estas elecciones han estado muy repartidas. En el caso de Clinton, los cinco principales donantes han sido judíos. En el caso de Trump muchos de los mayores donantes también han sido judíos.

El mayor donante de Trump ha sido, con diferencia, Sheldon Adelson, un extrecho aliado de Netanyahu, que ha entregado a Trump un talón por valor de 25 millones de dólares.