Carl Bernstein en Jerusalén

Carl Bernstein, de 73 años, ha estado en Jerusalén esta semana y la prensa ha recogido su visita. Un de los titulares del diario Haaretz es “Si los reporteros quieren comprender el mundo moderno, deben saber lo que está ocurriendo en Jerusalén”.

A Bernstein se le conoce especialmente por el trabajo que realizó junto con su colega Bob Woodward para el Washington Post, trabajo que desveló el escándalo del Watergate en 1972 y condujo a la dimisión del presidente Richard Nixon en agosto de 1974.

Bernstein dice que en nuestros días la gente busca “respuestas sencillas para asuntos complejos”, y que los periodistas somos “cómplices” en esta cuestión.

Bernstein, que es judío, solo había visitado Israel en una ocasión, en 1982, con motivo de la guerra de Líbano, es decir por razones de trabajo, y esta ha sido, por lo tanto, su segunda visita al país, en este caso para pronunciar una conferencia.

Pero aunque sus dos estancias en Israel han sido breves, tiene algo importante que decir: “Después de los escasos días que he pasado aquí, creo que cualquier reportero serio que desee comprender nuestro mundo, incluyendo lo que está sucediendo en Washington o en Europa, y lo que está sucediendo en Siria con el Estado Islámico, y todo lo que está relacionado con los vuelcos internos y externos en el mundo islámico, tiene que venir primero aquí porque esta es la zona cero”.

Cuando se le preguntó qué quería decir, casi repitió las mismas palabras: “Hasta que tengamos una mejor compresnsión de lo que emana desde aquí y desde un radio de 100 millas, no creo que podamos ser reporteros responsables ni proveer la mejor versión posible de la verdad”.

Es una opinión que comparto plenamente. De la misma manera que en la Edad Media se creía que Jerusalén era el centro geográfico del mundo, hoy puede decirse que es su centro, o epicentro, político, como sugiere Bernstein. Es preciso comprender lo que está sucediendo aquí para entender lo que ocurre en el resto del mundo. Pero atención, no es lo mismo informar sobre lo que se dice en Jerusalén que informar de lo que se hace en Jerusalén. La distancia entre una cosa y la otra es enorme.