Opinion · Balagán

Alma mater

‘Alma mater’ es una película coproducida por europeos y libaneses que se desarrolla en una ciudad de Siria durante la actual guerra.

En la película no se nos dice de qué ciudad se trata aunque podrían ser los suburbios de Damasco o de Alepo. Por alguna alusión interna parece que se trata más bien de Damasco.

La protagonista es Um Yazan, un papel que interpreta Hiam Abbass, una actriz árabe de Israel que cuenta con una cuidada trayectoria. Um Yazan no quiere irse de su casa a pesar de la guerra, donde vive con sus tres hijos, el abuelo y una pareja joven que acaba de tener un bebé.

Al principio de la película, el joven sale para realizar un trabajo pero nada más salir, cuando todavía se encuentra en el aparcamiento del edificio a cielo abierto, le dispara un francotirador.

‘Alma mater’ es un relato realista que durante casi 90 minutos se centra en el apartamento de Um Yazan, donde se ha grabado completamente todo el film. Los acontecimientos escritos ocurren a lo largo de una sola jornada.

Ciertamente, el director, Philippe van Leeuw, consigue crear un ambiente de asedio y agobiante que puede parecerse al que han vivido tantos sirios en los últimos años.

Otro rasgo interesante es que los papeles principales los protagonizan mujeres, y esto tiene algo de agobio lorquiano: ver a esas mujeres sin la presencia de sus hombres durante tantos minutos.

El director se esfuerza para no tomar partido por uno u otro bando, pero la elección de una familia acusadamente laica, puesto que en todo el film no hay ni siquiera una alusión a la religión explícita, es una indicación que puede llevar al espectador a identificar a los protagonistas con personas afines al gobierno de Damasco.

‘Alma mater’ se presentará este mes de abril en algunas salas de cine españolas.