¡No lo llamen matrimonio!

14 abr 2008
Compartir: facebook twitter meneame

Mis amigos gais casados, mi marido y yo hemos decidido lanzarnos a las calles en las próximas semanas para manifestar nuestra profunda indignación frente a los últimos anuncios de futuros enlaces matrimoniales de celebridades. De bodas que van en contra del verdadero sentido del matrimonio como unión burguesa de dos personas de clase media.

Queremos dejar claro que no estamos en contra de que Shaila Durcal se case y se pague el Rosa Clará, el convite y el viaje de novios con la exclusiva, ni que Ivana Trump utilice a su cuarto y macizo marido para volver a vengarse de la remota infidelidad de Donald que acabó con su matrimonio y puso veinte millones de dólares en su cuenta corriente. No nos oponemos a que Johnny Depp y Vanessa Paradis vayan a darse el sí quiero tras diez años de amor el próximo junio y así promocionar su película y su disco. Tampoco a la boda entre Penélope Cruz y Javier Bardem que aventura el National Enquirer.

Nuestra manifestación no pretende impedir que Belén Esteban siga contribuyendo a proveer de contenidos el programa de AR gracias a los líos de vestimenta para su futuro casamiento.

Nosotros no nos enfrentamos a ellos, ni pretendemos aguarles las fiestas. Sólo queremos que lo suyo no se llame matrimonio. Matrimonio es lo nuestro, que tenemos hipotecas y piso compartido. Lo suyo es otra cosa. ¡Un respeto!