Cinco bulos de andar por casa

Hay bulos que hablan sobre cuestiones cotidianas que pueden afectar a cualquiera, de servicios susceptibles de ser utilizados por todos o casi todos; bulos que buscan engañar a la sociedad en su conjunto con asuntos que le afectan directamente.

Porque todos podemos necesitar de los servicios de Correos, o aparcar en una zona regulada, o tener que recurrir al subsidio de desempleo, declarar a Hacienda o incluso vernos implicados en un desahucio. Todas estas cuestiones tienen en común que son protagonistas de bulos dirigidos a confundir a la gente de a pie con cosas muy cercanas.

El bulo del paquete

Este bulo con el logo de Correos, obra de alguien con problemas con las tildes, llega por email para informarte de que tienen un paquete para ti y te cobrarán si no les haces caso. Ojo, porque puede ser peligroso, ya que te emplazan a pinchar un enlace que redirige a una página que suplanta a la de Correos.

Y si pinchas allí para informarte sobre el envío, lo único que obtienes es un virus, casi siempre CriptoLocker, que extorsiona a sus víctimas e incluso les pide un rescate por recuperar sus datos. El virus cifra los contenidos del ordenador y lo inutiliza si no se dispone de un buen antivirus.

El bulo de la zona azul

El bulo de las multas de la zona azul trata de justificar con argumentos disparatados que todas esas sanciones de aparcamiento son nulas.

No es así, porque, a diferencia de lo que asegura el texto, las empresas privadas sí que pueden denunciar, igual que “cualquier persona que tenga conocimiento de unos hechos”. Luego son los ayuntamientos quienes deciden si le dan validez a una denuncia en función de sus normativas, no las diputaciones provinciales.

El impuesto de circulación, además, no tiene nada que ver con las multas de la zona azul, y la normativa que se cita está manipulada; por no hablar del tono pseudoinfantil del texto, que tiene expresiones, como “¡¡¡¡¡¡Que ladrones!!!!!!”.

El bulo del paro

“Información para los desempleados”, ¿de quién? El burdo bulo del paro arma un taco con una cuestión de 2011. Malinterpreta y manipula una petición del PP cuando estaba en la oposición y arroja afirmaciones sin fundamento, especialmente ésta: “Para pagar el día 1 deberían cerrarse las nóminas el 20 del mes anterior, lo que supondría el cobro indebido de todos los que consigan trabajo en los últimos diez días del mes”.

No es verdad que los bancos retengan dinero del día 1 al 10, ni que se pueda modificar la fecha de cobro a través de una reclamación. Lo demás del texto es paja, pero el “que no jueguen con el dinero de tus hijos” final es impagable.

El bulo antidesahucios

Los desahucios se cuentan por cientos de miles en toda España. Según la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, más de 170.000 desde 2008. Pero lo que dice este letrero de Facebook y WhatsApp no es cierto, no se evita un desahucio alquilando la vivienda a algún familiar por un precio simbólico. Un contrato de arrendamiento en esos términos sería anulable por formalizarse en fraude de Ley.

El bulo de Hacienda

La Agencia Tributaria ha sido hasta ahora objeto de muchas suplantaciones, como ésta, que luce sellos oficiales y no es más que un intento de estafa que busca datos personales y números de tarjetas de crédito de ingenuos contribuyentes.

A pesar de que se supone que la Agencia Tributaria quiere darte dinero porque eres “elegible”, la cosa da un poco de miedo. Nunca deben facilitarse datos personales por email, y mucho menos números de tarjetas o cuentas bancarias. La Agencia Tributaria no pide información confidencial por correo electrónico. Y los bancos, que también suelen protagonizar este tipo de engaños, tampoco.