El ‘peligro’ de las parejas gais con niños

Como no nos cruzábamos desde el año pasado, feliz año. Con la llegada de 2018 ha irrumpido en distintas redes sociales un extenso texto anónimo que habla de una pareja gay que adoptó a un niño para abusar sexualmente de él y después escapar a toda prisa.

Pero la fake new, o lo que sea esto, parte de una web mexicana que no ganará un Pulitzer con sus titulares. Ni con nada. Sí ha ganado amigos gracias a algunos medios que se han creído la noticia allá y aquí, y entre los que les gusta compartir estas cosas. Su “abu5an” en el título, que añade una petición de “compartir” con moraleja, ya retratan a la página.

Se supone que la pareja huyó y el niño está hospitalizado. Pero no, no se busca a un tal “Joaquín Contreras Herrera, de 30 años”, ni a “Carlos Reinosa Pedraza, de 27”, ni aquí ni en México en toda su amplitud, porque tampoco se cita dónde ocurrieron los hechos, ni cuándo.

“Siendo una pareja (GAY) adoptaron a un pequeño de tan solo 3 años de edad pues tenían planeado hacer algo que nadie se imaginaba, al pedir la adopción del pequeño en la casa hogar (La risa de pequeño es lo más hermoso) se las dieron pues como esta en las nuevas leyes donde permiten a cualquier pareja de cualquier género adoptar a pequeños sin ningún problema, estos se aprovecharon de la ley y se llevaron al menor como adoptado”.

La falsa noticia, que no entiende de puntos y comas, continúa diciendo que la pareja abusó sexualmente del menor y le golpeó, y debido a sus gritos acudieron los vecinos, pero nadie les abrió la puerta. Así que llamaron a la Policía, aunque antes de su llegara, ambos agresores aprovecharon para huir “dejando al pequeño inconsciente en la cama”. Y aún se les busca.

Es porque son gais

Internet está lleno de noticias falsas que hablan de abusos sexuales por parte de una pareja gay a su hijo adoptado en docenas de países. También hay algunas escandalosamente ciertas. Por eso esta clase de noticias, con esos protagonistas, sean falsas o ciertas, les encantan a determinados grupos religiosos y políticos. Porque así pueden demonizar a los homosexuales y probar la “aberración” que supone que una potencialmente peligrosa pareja gay pueda disponer a su antojo de un niño.

Pero no es de extrañar que en México, donde el matrimonio gay aún busca asentarse, abunden las noticias falsas sobre parejas homosexuales que abusan sin piedad de niños adoptados y huyen, como ésta de ahora.

Sin ir más lejos, el Partido Revolucionario Institucional, el PRI, que gobernó durante sesenta años consecutivos en México, sigue defendiendo abiertamente que el hecho de ser homosexuales predispone a las parejas gais a violar a los niños que adoptan, como ya recordaba El País en 2010.

E ideales como los del PRI también se han visto reflejados en medios españoles con inquietudes similares, que ofrecen conclusiones de supuestos estudios llevados a cabo en exóticas universidades extranjeras por un profesor, que uno lo busca en Google y con ese nombre salen veinte mil y de varias nacionalidades, casi todos eminencia.

Datos para tratar de cimentar que existe predisposición por parte de las parejas homosexuales a abusar de los niños que incorporan a la familia. Determinados colectivos quieren impedir que las parejas gais adopten niños, y en su afán recurren a todo tipo de artimañas. Aun sabiendo que no existen datos objetivos de tal actitud homosexual, ni estudio legítimo alguno que pruebe que una pareja gay tiene más papeletas para abusar de sus hijos adoptados que una pareja heterosexual.