Opinion · Bulocracia

Qué le dejan los Reyes a la princesa

Cuando a la princesa Leonor le dijo una compañera del cole que los Reyes son los padres, seguro que ella ya lo tenía claro. Lo que no saben muchos, y les intriga, es cuánto le reporta a la niña la consecuencia más directa de que los Reyes sean sus padres, y ella su primogénita.

Cada cierto tiempo, también ahora, vuelven a compartirse en redes sociales informaciones sobre la asignación que recibe Leonor como Princesa de Asturias y heredera al trono. Comenzaron a difundirse en 2014, cuando fue proclamado Felipe VI, y fueron avalas por numerosos medios y particulares, políticos incluidos, que daban por hecho que a Leonor se le asignarían de inmediato 102.464 euros anuales “mientras miles de niños pasan hambre en España”.

Algunos se aventuraron a desvelar incluso cuándo empezaría a cobrar la niña, que ese año cumplía 9 años, y su número de pagas: “Leonor comenzará a ingresar en su cuenta corriente esos más de 8.000 euros en la nómina del mes de julio, seguramente con paga extra”.

Así que la Casa Real salió al paso de las informaciones, comunicando que “la infanta no cobrará nada hasta su mayoría de edad, en 2025, cuando jurará el cargo ante las Cortes”, y matizando que entonces pasará a percibir una cantidad similar a la que recibió su padre en su último año como Príncipe de Asturias, 146.376 euros euros; no los 102.464 mencionados, que corresponderían al salario anual de la entonces princesa Letizia.

Con ese desmentido de la Casa Real se confirmaba que el supuesto sueldo de seis números de la primogénita real era un bulo, y así lo reflejaron muchos medios, como La Voz de GaliciaVanitatis o la Cadena Ser.

Aunque los que no lo creyeron entonces continúan sin creerlo ahora, y siguen difundiendo esa noticia sobre el sueldo de Leonor, que ya ha cumplido 12 años. Por ejemplo, la misma información que causó tanto revuelo en 2014 puede encontrarse en una publicación de febrero de 2016 en un blog atribuido al político peneuvista Iñaki Anasagasti, o en Instagram hace solo unos días.

Los números de la Casa Real, cuya asignación en 2017 fue de 7.818.890 euros, son públicos y pueden consultarse bajo el lema de Transparencia en su web. Pero para muchos siempre serán tan cuestionables como la propia Monarquía.

Sin ir demasiado lejos, en mayo de 2017, la Mesa del Senado vetó varias preguntas del senador de Compromís Carles Mulet, que además veía “vergonzoso” que todos los ciudadanos no puedan disponer de una información pormenorizada sobre “el dinero público destinado a la Casa Real”.

En concreto, Mulet preguntó por “la fecha en la que empezará Leonor de Borbón a ocupar el cargo”, “qué tributación a Hacienda tendrán estas asignaciones” y “a cuántas familias que subsisten con las ayudas precarias de 426 euros se podría asistir con este salario”La Mesa obvió el asunto alegando que “el artículo 66.2 de la Constitución establece que la Monarquía no está sujeta al control parlamentario de la acción del Gobierno”.