Opinion · Bulocracia

Viajar en el tiempo está de moda

Quién no ha soñado alguna vez con poder volar sin artilugio alguno, o teletransportarse de un lugar a otro en cuestión de segundos, o ser invisible, o viajar en el tiempo…

Quién sabe. A lo mejor en el futuro es posible hacer todo eso, e incluso a la vez. De hecho, hace veintitantos años yo estudié en Periodismo Internet como un futurible, dentro de un tema llamado Las futuras autopistas de la información. Entonces sonaba a ciencia ficción, y mirad la que se ha liado. Vamos, que si Internet desapareciera para siempre de un día para otro, buena parte de la Humanidad no podría con ello.

Sonaba a ciencia ficción lo de Internet, como sonaron a ciencia ficción mil cosas antes que ahora son simplemente cotidianas. Pero, lo de viajar en el tiempo… No paran de difundirse últimamente aventuras de presuntos viajeros del tiempo, que vienen a vernos desde el futuro o que van y vuelven para contarlo, tema que ya causó sensación en los años 80 con la saga cinematográfica de Regreso al futuro.

Y si hay un medio al que le gustan especialmente ese tipo de noticias de viajes en el tiempo, además de a la prensa sensacionalista inglesa, ése es RT, antes Russia Today. RT informa al mundo desde Rusia con su peculiar y crudo sensacionalismo, y lo hace en árabe, español, francés, inglés, alemán, chino y ruso.

Este medio de Rusia acaba de hacerse eco de una desconcertante noticia que esta vez ha sacado de The Sun, que incluye un vídeo “de ApexTV” con el testimonio de una persona con la cara difuminada, que asegura con voz distorsionada que es un viajero del tiempo, recién llegado desde el año 5000, no del 4999 ni del 5001, y que dice que la cosa va mal por esos tiempos.

El hecho de que en el año 5000 siga existiendo vida en la Tierra, e incluso la Tierra, como dice este hombre, a mí ya me parece esperanzador, la verdad. De este último viajero en el tiempo dicen The Sun y RT que “fue parte de un experimento secreto llevado a cabo en Estados Unidos en 2004”, y aunque “su identidad no ha sido revelada”, le llaman Edward en la entrevista que concedió ¡”en un parque de Armenia”! a no se sabe muy bien quién tampoco.

Edward muestra una foto de una ciudad sumergida en el año 5000 en esta presunta noticia publicada este 18 de febrero por The Sun y el 19 por RT, que lo reproduce porque le encantan estas cosas. Pero el medio ruso ya había puesto el listón mucho más alto, en el año 6000, unas semanas antes, el 24 de enero, cuando públicó “Un ‘viajero del tiempo’ muestra la foto de una ciudad del año 6000”. Esto lo que prueba, sobre todo, es que a RT le van las cifras redondas, como 5000 o 6000. No 5734 o 6017.

Este otro viajero del año 6000, también difuminado en el vídeo y con la voz distorsionada, y también de nombre Edward, muestra una foto, en papel, de una ciudad del año 6000, que ni se ve ni nada “porque las imágenes tienden a distorsionarse durante los viajes en el tiempo”. Otro vídeo de ApexTV, que ya se repite mucho con estas cosas. El vídeo canta a farsa pero tiene casi cuatro millones de visitas en YouTube, que es de lo que se trata.

El hombre llegado ahora a un parque de Armenia desde el año 5000 para contar lo que ha visto, se supone que enseña una foto en papel de ese año de la ciudad de Los Ángeles sumergida bajo las aguas del Pacífico. Este Edward dice que trabajaba en un laboratorio en Los Ángeles y le ofrecieron ir al futuro para tomar fotos.

Y mira que es raro ya eso, porque el otro viajero decía que las fotos se difuminan en los viajes por el tiempo y éste va a hacer fotos. Y además las traen en papel, que mucho futuro pero no se llevan una cámara decente que pueda dar fe de las fotos de dentro de miles de años en modo digital. O se ve que compran las cámaras en el año 5000 y entonces han vuelto a las de carrete como cosa vintage.

“Aparecí en el lugar. Fue increíble. Había casas y edificios, todo hecho de madera”. Y luego Edward se dio cuenta de que era la misma ciudad, Los Ángeles, pero debajo del agua, debido a que el calentamiento global propició su inundación. En menos de un mes, RT y otros medios nos ha sorprendido con el testimonio de dos personas de nombre Edward llegadas del año 6000 y 5000, respectivamente, para contarnos cuatro tonterías realmente.

Depósito lleno

De este tipo de noticias de viajeros del tiempo de RT, me quedo con esta otra, que publicó el pasado 6 de octubre: “Arrestan a un ‘viajero del tiempo’ que vino de 2048 para advertir de una invasión extraterrestre”.

Esta vez la fuente que cita RT es la radio local K2, de Casper, Wyoming, Estados Unidos, que informó de la detención de un hombre, por presentar evidentes síntomas de embriaguez, llamado Bryant Johnson. Éste aseguraba que venía del año 2048 y alertaba a los transeuntes de una inminente invasión extraterrestre y de la necesidad de evacuar la ciudad.

La explicación del presunto viajero no convenció a la Policía, a pesar de que éste añadió que “para hacer posible su viaje en el tiempo, los extraterrestres llenaron su cuerpo con alcohol”.

Viajeros con móvil

En general, hay mucho presunto viajero del tiempo en Internet. Pero también hay quienes quieren ver viajeros del tiempo en obras de arte, en cuadros donde sus protagonistas parecen tener un teléfono móvil en las manos mucho antes de que existieran estos aparatos.

Ocurre con estos dos cuadros, del siglo XIX y de 1937. La mujer bien puede llevar cualquier libro pequeño, y en la otra imagen el smartphone tiene toda la pinta de ser un espejo. Además, creo que en esos tiempos la cobertura no era nada buena.