Opinion · Bulocracia

Fantasías de ayer y de hoy

Hay noticias, y falsas noticias, que vuelven al cabo del tiempo. En redes sociales es fácil que ocurra. Basta con que alguien comparta ahora el letrerito que cualquier “amigo” publicó en sus redes hace unos años y, compartido tras compartido, el asunto vuelve a estar de plena actualidad. De esta manera, aunque la noticia fuera cierta en su día, años después tiene el mismo efecto que una fake news por haber quedado desfasada.

Es habitual que los compartidores compulsivos de Internet difundan presuntas noticias de hace tiempo a nivel particular, porque la mayoría ni se fija en las fechas. Pero también le ocurre a algunos medios, como Sport y Mundo Deportivo.

En España hay cuatro grandes diarios de deportes. Dos en Madrid, Marca y As; y dos en Barcelona, Mundo Deportivo y Sport. Todos incluyen desde hace tiempo, de una manera u otra, secciones con contenidos al margen del deporte. Y Mundo Deportivo ha publicado ahora una información que asegura que una mujer ha dejado su trabajo para poder amamantar cada día a su novio, de 36 años, y Sport, lo mismo.

Y lo cierto es que es la misma noticia con poca consistencia que publicaron numerosos medios españoles y extranjeros hace dos años. Entonces la pareja no se parecía en las fotos de un medio a otro y muchos tampoco se aclaraban si quien tenía 36 años era la amamantadora, el mamón o ambos.

Pero la noticia de ahora no varía. Es igual que en 2016, con idénticos protagonistas, “Jennifer Mulford” y su pareja, “Brad Leeson”, y mismas circunstancias: ella ha dejado el trabajo para poder darle el pecho a su novio “cada dos o tres horas” estén donde estén.

Se ve que él tiene disponibilidad total para mamar, porque no se menciona que deje el trabajo ni nada sobre que esta práctica le altere la vida. El caso es que ha vuelto la mujer de Atlanta (EE UU) que le cuenta a un medio inglés que amamanta a su pareja “cada dos o tres horas”, donde sea, porque práctica una “Relación de Amamantamiento Adulto”. Cómo y de dónde le llega esto ahora como actual a los diarios deportivos catalanes es un misterio.

Peleas de perros patrocinadas

La otra cuestión desfasada que se comparte estos días en Internet no parte de un medio y tampoco tiene que ver con la lactancia adulta. Recorre las redes sociales como si fuera nueva, y ésta es mucho más vieja que la historia de la mujer que da de mamar a su novio. Se trata de una foto de una supuesta pelea de perros patrocinada por Heineken, que lleva años desmintiendo que intervenga en ese tipo de ‘espectáculos’.

Se supone que la firma cervecera se desmarca de la imagen afirmando que hace mucho tiempo patrocinó un evento en una discoteca de Mongolia y sus banderolas se quedaron demasiado tiempo, pues después se organizó una pelea de perros en el mismo local y ahí seguían.

Heineken dice que no tiene nada que ver con peleas de perros y que este tema se remonta al año 2010, aunque irrumpió en las redes sociales en 2012, y después en 2014, 2016 y de nuevo ahora.

Dos por uno

Sin dejar a Heineken, reseñar también una falsa información de WhatsApp que circula desde hace meses. Es la típica alerta de un premio, en esta ocasión cuatro barriles de cerveza de cinco litros, por contestar “a unas simples preguntas”.

Este tipo de falsos reclamos los podemos encontrar con multitud de marcas como víctimas, como hemos visto otras veces. Pero no hay premio. El enlace es fraudulento y quieren datos para utilizarlos a su antojo.