Opinion · Bulocracia

Es legal fumar conduciendo, pero no distraerse

Recorre Internet otra vez una falsa alerta que dice que “desde ayer” está prohibido fumar mientras se conduce y que hacerlo supone una “infracción grave”, que acarrea una multa de “hasta 4.000 euros y la pérdida de 4 puntos del carné”.

El “desde ayer” convierte en atemporal el asunto, para que se pueda compartir y reactivar el bulo en cualquier momento. Del resto, nada es cierto. En España, no así en otros países, es legal fumar mientras se conduce, aunque hacerlo también puede acarrear una multa por mera ambigüedad, como que un agente interprete que el hecho de fumar ha provocado una distracción al volante. Porque fumar está permitido, pero distraerse no, y eso sí conlleva una sanción.

Aunque fumar en el coche distrae siempre algo, seguro: al encender un cigarro, al apagarlo, al tirar la ceniza… Así que medir el grado de distracción para saber si es sancionable no parece fácil, a no ser que sea evidente. Como fumarse un puro con las ventanillas cerradas y provocar una nube tóxica que impida la visión.

En cualquier caso, si un agente interpreta una distracción al volante, por fumar o por lo que sea, sería una falta leve y conllevaría una sanción de 100 euros, no 4.000, aplicando la misma norma que castiga la distracción por el uso del móvil. Es el artículo 18.1 del reglamento, que penaliza toda acción que afecte a la libertad de movimiento del conductor, a su campo de visión habitual o a la seguridad de otros, vayan o no en el vehículo. Lo que sí resta 4 puntos, además de una multa de 200 euros, es arrojar colillas desde el coche.

Embarazadas y niños

La DGT no se plantea imponer sanciones por fumar circulando, al menos de momento, y ha alertado de esta falsa información que lo afirma. Sí que existen en nuestro país colectivos que reclaman la prohibición de fumar conduciendo, o al menos en algunos supuestos. Así ocurre en Italia, donde solo está prohibido fumar si hay embarazadas a bordo, incluyendo también a las embarazadas que conducen; mientras que en Irlanda fumar con niños en el coche implica una multa de hasta 1.000 euros. Es completamente ilegal fumar conduciendo en Australia, Sudáfrica, Chipre, Inglaterra y Gales, Francia y varios estados y regiones de Estados Unidos y Canadá.

Pero al margen de las posibles distracciones por fumar y sus sanciones, el humo concentrado dentro de un coche es altamente tóxico y nocivo por lo reducido del espacio y la falta de ventilación, y son los que no fuman quienes más lo sufren.