La tesis de Frabetti

07 May 2011
Compartir: facebook twitter meneame
Comentarios

EL ELECTRÓN LIBRE // MANUEL LOZANO LEYVA

* Catedrático de Física atómica, molecular y nuclear en la Universidad de Sevilla

Sostiene Frabetti que una alimentación vegetariana a escala global supondría un gran avance económico, sanitario y ecológico. Tal aserto lo muestra convincentemente, y si no lo demuestra es porque tal proeza exigiría muchas tesis doctorales del máximo nivel académico en varias especialidades científicas y técnicas. Un desarrollo humano sin pesca ni ganadería es indudablemente viable, pero la energía que ahorraría, la fotosíntesis que propiciaría, la longevidad que implicaría y la mayor justicia que conllevaría es complejo de establecer. No obstante, sostengo que la verdadera tesis que sostiene Frabetti en su columna del 24 de abril es mucho más radical: hay que distinguir los planos científico (efecto) e ideológico (causa). Por mucho que Frabetti y los científicos demostraran que la ingesta de aminoácidos esenciales no exige proteínas animales, muchas personas no se enfrentarían a la ideología dominante (y a la tradición, la literatura, etc.) sino que sospecharían cuando no atacarían denodadamente al vegetarianismo.

Hay dos ejemplos de confusión grave de los planos que denuncia Frabetti. Está más que demostrado que los alimentos transgénicos tienen inmensas ventajas ecológicas y nutricionales. La argumentación de los que están en contra, al quedar científicamente desarmados, termina atacando a la multinacional Monsanto, supuesta propietaria de las patentes de las semillas transgénicas. Pero pocos atacan consecuentemente al capitalismo que propicia ese tipo de dominio monopolístico. Más demencial aún es el ataque a la energía nuclear. Este no termina en Monsanto, que al fin y al cabo existe, sino en un imaginario lobby. Ese fantasmal grupo, se supone que el conjunto de industrias fabricantes de equipos y propietarios de las centrales, no tiene el más mínimo interés en el desarrollo de la energía nuclear: si les cierran las que tienen, negocio asegurado, porque ganarán pleitos millonarios y la alternativa a esa energía la fabricarán ellos. Las energías renovables las dominan sin hacer inversiones, sino cobrando subsidios. ¿Es casualidad que quienes más energía fotovoltaica tienen instalada en España sean Endesa y la duquesa de Alba? Si se considera que la energía nuclear es exponente del capitalismo, que se luche por estatalizarla como en Francia.

La izquierda ha renunciado a tantas banderas, las causas, que muchos terminan esgrimiendo los efectos a modo de espantajos acientíficos buscando calma a sus exacerbados ánimos. Esa es la tesis que considero que sostiene Frabetti.


comments powered by Disqus