Ciudadano autosuficiente

Otro sitio más de blogs.publico.es

Pagas el doble de luz que hace seis años: ¿Cómo puedes pagar menos sin rebajar tu calidad de vida?

13 Sep 2016
Compartir: facebook twitter meneame
Etiquetas:
Comentarios

contadorrojo600

Nos pasa a todos, en septiembre toca pagar unas onerosas facturas de consumo eléctrico. Es cierto que los días de veranos más largos y luminosos nos permiten ahorrar el consumo de iluminación y tantas lavadoras y secadoras del invierno; pero el calor ocasiona picos de consumo eléctrico en refrigeración.
Cada año, normalmente en julio,  venía la subida del precio de la luz. Este año sin Gobierno, no hubo opción de poner en marcha el nuevo Real Decreto que aprueba un nuevo tarifazo eléctrico, que incluyera distintas metodologías de cálculo de precios, regímenes jurídicos para la contratación eléctrica, regímenes de participación en el mercado de la energía… en fin, creación de novedosas maniobras para cobrarnos cada año un poquito más, aunque los antiguos tarifazos siguen funcionando en piloto automático y aumentando el precio de la luz. Si quieres ahondar en la evolución del precio de la energía míralo aquí.

Debes saber que, de manera general y de mayor a menor precio, pagamos por la potencia contratada, por la energía consumida, el impuesto (IVA) aplicado, otro impuesto de electricidad y por el alquiler de los equipos de medida y control. Más detalles aquí.

Que sepas también que en 2014 se creó el actual sistema de facturación eléctrica junto con las compañías distribuidoras y comercializadoras. ¡Cosa importante! Esta nueva regulación penalizó la potencia contratada (conocidos como los peajes de acceso que representan alrededor del 60% de la factura), con lo cual ahorrar en el consumo repercute poco o casi nada en el precio de la factura. Pero hay más, si en ese año no decidiste tu régimen jurídico de contratación, pasaste al que tu compañía decidió por ti (tarifa plana, tarifa con discriminación horaria, …).

Resumiendo, habrás notado que desde hace seis años a hoy pagas casi el doble.

Aterrizando en lo práctico para nuestro bolsillo, ¿cómo puedes pagar un poco menos sin rebajar tu calidad de vida?

Paso 1 – Comprueba tu potencia contratada

Coge la factura eléctrica y fíjate en la potencia que tienes contratada, estas pueden ir desde el 3,3 kWh a los 10 kWh (potencias domiciliarias). Si tienes la suerte de haber guardado alguna factura antigua puedes comparar tu antigua potencia contratada y la actual (la potencia normalizada). Compáralo aquí.

Paso 2 – Calcula la potencia que te sea suficiente

Ahora suma los kWh que consumen todos tus los electrodomésticos y divídelos por tres, el resultado será un cifra aproximada de la potencia que necesitas. En la página web Baja tu potencia  puedes encontrar más detalles aproximados del consumo eléctrico de los grandes electrodomésticos y de cómo hacer este cálculo. En la página web de todas las grandes compañías eléctricas también encontrarás calculadoras de potencia eléctrica.

Paso 3 – Bájate de potencia

Llama a tu compañía y solicita bajarte de potencia. No te pueden poner pegas, eso sí, por hacerlo te cobrarán 11 euros casi todas las compañías eléctricas. Los mismos que  probablemente ahorrarás en la próxima factura.

Cecilia Barrera G.
Fundación Vida Sostenible

Enlaces de interés:

Bájate la potencia

Mi factura eléctrica / mi potencia

Informe: las tarifas de la luz

Blog Hola Luz: ¿Cuáles son las potencias normalizadas actualmente?

Fórmate sobre los grandes problemas y soluciones del medio ambiente en el Campus FVS.

Cursos online sobre cálculo de Huella Ambiental, Huella de Agua, Huella de Carbono y Sistemas de Gestión Ambiental.
Haz clic aquí para más información.

 


comments powered by Disqus