Ciudadano autosuficiente

Otro sitio más de blogs.publico.es

Este libro puede cambiar tu vida

21 Mar 2017
Compartir: facebook twitter meneame
Comentarios

Es muy probable que tengas en casa una herramienta muy poderosa para mejorar tu salud, hacerte ahorrar mucho dinero y contribuir a un mundo más sostenible, en general. Debe andar perdido por alguna estantería, cogiendo polvo. Se trata de un recetario de cocina. Tras muchos años de trabajos en investigaciones sobre el arte y la ciencia de la alimentación humana, el principal consenso que se impone, en realidad el único, es que la mejor comida es la que preparamos nosotros mismos.

Han llegado y pasado modas, filias y fobias, como la demonización de la grasa, del azúcar, de la sal, la entronización de la dieta hiperproteica, el pánico a las calorías, la discusión sobre los alimentos ecológicos, el lío de si es mejor o no comer cereales integrales, etc., etc. Ahora mismo la confusión es completa en el campo de los consejos nutricionales que podemos leer en los periódicos y revistas: no hay acuerdo sobre si son mejores cinco comidas al días, tres o solo una, sobre si el desayuno es la comida más importante del día o lo es la cena, sobre cómo modular la ingesta de carbohidratos y de proteínas, acerca de la necesidad o no de ingerir suplementos vitamínicos, y así sucesivamente.

Llegados a este punto, lo mejor es hacer caso omiso de los consejos nutricionales enrevesados que nos proporcionan los medios (¿se acuerdan del índice glucémico?) y desempolvar el libro de recetas que tenemos olvidado en la estantería. Este tipo de libros varía mucho, desde repertorios culinarios monumentales como el de la marquesa de Parabere a simpáticos libritos de “cocina para dos”. En general, conviene acudir a los clásicos: el famoso 1080 recetas de cocina de Simone Ortega o el Manual de cocina de Ana María Herrera y Ruiz, más conocido como el manual de cocina de la Sección Femenina, lo único perdurable que dejó detrás el franquismo, en opinión de Manuel Vázquez Montalbán.

Un buen libro de recetas debería cumplir algunos requisitos, aquí damos tres importantes:

• Incluir la cocina de temporada, recetas apropiadas para cada estación según los alimentos que están en sazón.

• Accesibilidad, no agobiar al usuario con recetas repletas de ingredientes a veces difíciles de conseguir.

• Flexibilidad, dar por sentado que una buena receta es una plantilla que se puede modificar, estirar, sustituir ingredientes, etc.

Con un buen libro de cocina en las manos, no solamente reducimos las visitas al médico y ahorramos dinero. Además, contribuimos a un planeta más vivible, con menos basura inútil y menos desperdicio de alimentos. Por si fuera poco, cocinar es un placer para muchas personas. En opinión de reputados científicos, la piedra de toque que distingue a los humanos de los animales no es el uso de herramientas, sino la capacidad de cocinar. Es un gran paso evolutivo sobre recorrer los pasillos del supermercado echando cajas de alimentos preparados en el carrito.

Jesús Alonso Millán

 

https://tudecides.dkvseguros.com/


comments powered by Disqus