Un patinazo político que exige ser aclarado

31 Oct 2008
Compartir: facebook twitter meneame
Comentarios

POR MARCO SCHWARTZ

La reina Sofía se ha desnudado intelectual y políticamente ante la periodista Pilar Urbano en un libro llamado a la polémica. Según el libro, doña Sofía defiende las clases de religión como medio para inculcar las teorías bíblicas de la Creación, posición ajena a un Estado aconfesional.

Proclama su rechazo a la eutanasia y al aborto, lo que interfiere en un debate muy delicado en el que la Corona debería mantener una neutralidad exquisita. También se refiere con un tufo de desdén a los homosexuales y rechaza que a sus uniones se les denomine matrimonio, pese a que el Parlamento, sede de la soberanía popular, puso fin a siglos de humillación de los gays con una reforma legal que les extiende la figura matrimonial. Exhibe además una sorprendente falta de tacto al recalcar que “hasta el sindicalista y el comunista más acérrimo, si está con la Constitución, tiene que estar con la Monarquía”.

Anoche, la Casa del Rey emitió un comunicado en el que alega “inexactitudes” en el libro y lamenta el malestar que las “supuestas afirmaciones” de la reina pudieran causar. La nota ha de tenerse en cuenta, por supuesto, pero cabe exigir más claridad sobre lo ocurrido. La Casa del Rey haría bien en concretar las presuntas inexactitudes para disipar toda duda. Porque son varias las afirmaciones inaceptables para numerosos ciudadanos que contribuyen con sus impuestos –y con su acatamiento constitucional– a sostener la Corona.


comments powered by Disqus