Rohingya refugees – ignacio-marin.com-11

Una mujer compra verduras en un mercado improvisado en el campo de Kutupalong. A pesar de que legalmente los refugiados no tienen derecho a trabajar, muchos mercados improvisados como este han aflorado en los campos – Ignacio Marín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *