El ‘banco malo’ por el que suspira Rodrigo Rato

29 Nov 2011
Compartir: facebook twitter meneame
Comentarios

Ni siquiera dentro del propio sector financiero hay unanimidad sobre la conveniencia o no de crear un banco malo; es decir, una entidad que absorba todos los activos tóxicos por cuenta del Estado. Sin ir más lejos, RODRIGO RATO, máximo responsable de Bankia, está decididamente a favor, pues entiende que no hay manera más rápida de limpiar los balances y de que fluya de nuevo el crédito. La patronal bancaria AEB, en cambio, considera injusto que se premie así a quienes han sido menos escrupulosos en el control de riesgos, como suele repetir sin desmayo su presidente, MIGUEL MARTÍN.

Mientras tanto, MARIANO RAJOY mantiene su inveterada costumbre de no decir nada, a la espera quizás de que la situación le ayude a poner al país ante hechos consumados. Es verdad que, en su debate televisado con ALFREDO PÉREZ RUBALCABA, Rajoy se comprometió firmemente a no dedicar ni un euro más del erario público al salvamento de la banca. Pero no es menos cierto que en el programa electoral del PP para el 20-N se habla de facilitar “la gestión activa del patrimonio dañado de las entidades financieras que lo precisen”, y eso constituye una magnífica coartada.

Además, Rajoy siempre podrá escudarse en que los fondos públicos proporcionados a la banca son de ida y vuelta, igual que lleva años diciendo el Gobierno de JOSÉ LUIS RODRÍGUEZ ZAPATERO. Un argumento este que no resulta fácil de asimilar cuando se acumulan las noticias sobre las crecientes demandas del sistema y no hay ninguna sobre el dinero que supuestamente se ha recuperado.

La última sorpresa ha sido que reflotar la CAM (ya saben: “lo peor de lo peor”, según la célebre expresión de MIGUEL ÁNGEL FERNÁNDEZ ORDÓÑEZ) exigirá 20.000 millones de euros. Cifra sólo algo mayor, por cierto, de la que hasta ahora ha necesitado BFA, matriz de Bankia, incluyendo las ayudas al recientemente intervenido Banco de Valencia, del que es el principal accionista. Eso significa que, sólo entre la CAM y BFA, han recibido ya casi 40.000 millones: más de dos veces el presupuesto anual de la Comunidad de Madrid.

En el caso de la CAM, el Banco de España puso nuevos gestores, aunque en los próximos días se deshará de ella, seguramente en favor del Sabadell, único candidato en la subasta. Sin embargo, BFA no ha pagado precio político alguno y las siete cajas que lo formaron (Caja Madrid, Bancaja, la Insular de Canarias, Laietana, Ávila, Segovia y La Rioja) siguen su andadura juntas, algo menos independientes, pero más privadas que nunca.


Desde el 1 de octubre de 2014, Público incorpora un nuevo sistema de gestión y moderación de comentarios: Disqus. Puedes leer todos los detalles aquí.

Al utilizar los Servicios de Comentarios (A.L. 5.2), el Usuario se compromete a no enviar mensajes que difamen o insulten, o que contengan información falsa, que sea inapropiada, abusiva, dañina, pornográfica, amenazadora, dañando la imagen de terceras personas o que por alguna causa infrinjan alguna ley. [Más información]

comments powered by Disqus