Los bancos siempre ganan

Los bancos siempre ganan y el resto, perdemos. No descubro nada nuevo; ya lo pudimos comprobar con la chapuza del rescate bancario que se articuló en 2009. Entonces, se prestó a la banca 51.303 millones de euros y hasta ahora no se han recuperado ni 2.700 millones, un 5% del total aproximadamente.

Mientras, han continuado su extorsión masacrándonos con comisiones, han dado la puntilla definitiva a miles de empresarios con negocios rentables a los que, sin embargo, cerraron el grifo del crédito… por no hablar de las preferentes y todo cuando se refiere a la vivienda.

La última demostración de que los bancos siempre ganan es el salvavidas que el Gobierno, ayudado por Ciudadanos y PSOE, les lanzará tras haberse hecho oficial la estafa de las cláusulas suelo. Tras la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), que demuestra que los bancos han estado cobrando dinero de manera fraudulenta, la ciudadanía vuelve a importarles poco a algunos partidos políticos.

Ante una sentencia tan demoledora como la europea, un Gobierno decente no abriría la puerta a que l@s estafad@s tengan que ir demanda tras demanda reclamando su dinero. NO. Un Gobierno decente impondría una fecha límite para que la banca estafadora devolviera automáticamente lo defraudado a sus clientes y, de no hacerlo, entonces sí se iniciara la rueda de pleitos contra los bancos.

No ha sido así, y PP, Ciudadanos y PSOE dan la cara por la banca en lugar de por el pueblo. De los dos primeros podría no sorprender, pero de los socialistas, aunque ya sólo sea por sus siglas, no se espera. Sin embargo, el PSOE es lo que es y no lo que fue. Ya lo pudimos ver con otra estafa bancaria ante la que nuestros gobernantes miran siempre a otro lado: las hipotecas IRPH.

Después de que las personas afectadas demostraran lo abusivo de este tipo de hipotecas ante la Unión Europea y de conseguir llevar a votación una propuesta de resolución que declaraba que el IRPH es contrario a la Directiva 93/13/CEE (que habría de ser notificada al Gobierno español), ¿quién se puso del lado de la banca? Pues PP, Ciudadanos y CDC y Unió. ¿Qué hizo el PSOE? Abstenerse, con esa opción de voto cobarde que, en realidad, da la espalda a quienes los bancos desangran. Sólo EH Bildu, IU, Podemos, PNV y UPyD dieron la cara por las personas afectadas, yendo contra los bancos.

Es lamentable comprobar cómo a la hora de la verdad los bancos siempre ganan, cómo la ciudadanía le importa muy poco a algunos partidos y, lo que todavía es más triste, cómo el pueblo soberano no se rebela ni siquiera cada cuatro años en la opción que este sistema corrupto nos otorga. Olvídense de las urnas, que cada cuatro años sea cada día.