#MeNiegoA comprar juguetes sexistas

Oxfam Intermón ha lanzado hoy la campaña #MeNiegoA con la que busca visibilizar las muchas violencias machistas que sufren las mujeres.  Como no puede ser de otro modo, me sumo a la iniciativa, lanzando el mensaje de que #MeNiegoA comprar juguetes sexistas estas Navidades.

Se acerca la epoca de regalos a l@s más pequeñ@s y las tiendas y los anuncios publicitarios se llenarán de juguetes sexistas. Rosa para ellas, azul para ellos. Balones de fútbol y muñecos de superhéroes para ellos, cocinitas y muñecas a la última para ellas. Se acabó, todo eso se acabó. #MeNiegoA seguir entrando en ese juego perverso que siembra la semilla del machismo desde la más tierna edad.

Quiero ver a niñas jugando al fútbol disfrazadas de IronMan y a niños cuidando a un bebé vestidos de princesa. En definitiva, quiero verlos jugar, sin pararse a pensar que un juguete está predeterminado para ellos o ellas. Quiero verlos disfrutar sin cortapisas, sin los límites trogoloditas que no hacen más que encasillarnos, cortarnos las alas en el presente y para el futuro.

Odio entrar en las tiendas de juguetes en las que los líneales está separados por colores, en las que preguntas y te indican cómo aquel en el que domina el rosa es para la chicas y el otro para los chicos. Antes siquiera de acudir a estos establecimientos, en los que ustedes pueden saltarse el posible dictado machista del guía-trabajador/a que les atiende, tiren a la basura esos catálogos en los que es imposible ver a una niña jugar con un mecano o a un niño con una máquina de coser.

Dejen que sus hij@s jueguen a lo que les dé la gana, destierren sus taras personales que les tensan cuando ven que a su hijo le gusta maquillarse o que su hija no suelta los coches de carrera… déjenles que se expresen, que jueguen de manera espotánea, porque de base ni ellos ni ellas tienen nuestras fallas sexistas, nuestras exclusiones por género que tanto parece que nos cuesta sacudirnos.

Campañas como las de Oxfam Intermón con #MeNiegoA o como la de Cruz Roja Cruz Juventud -‘Sus derechos en Juego’ para recoger 120.000 juguetes nuevos, no bélicos ni sexistas, para más de 60.000 niños y adolescentes vulnerables- siempre van a encontrar en mí a un aliado. ¿Por qué? Sencillo, porque sientan las bases para que construyamos un mundo mejor.