No nos van a callar

David Bollero

Cuanto más escucho el rap ‘Los Borbones son unos Ladrones’ más me gusta. Me gusta por su música, por su letra y por todo lo que encierra. En sus versos se encierra más democracia de la que jamás han demostrado, desde mi punto de vista, ni la Corona ni quienes hoy nos gobiernan.

La libertad de expresión y el derecho a la información están hoy más amenazados que nunca desde que se acabó la dictadura. Cuanto más miedo tiene esta derecha rancia, más se rebela con represión, amenazas, intimidación. En realidad, están muert@s de miedo, porque cada vez somos más personas las que no estamos dispuestas a tolerar sus atentados a la democracia, las que no consentimos que sigan pisoteando a los más débiles y empobrezcan a un país que tiene todo para ser un buen lugar en el que vivir mientras se envuelve en sus banderas.

El rap ‘Los Borbones son unos Ladrones’ simboliza la capacidad de movilización que tienen, precisamente, l@s mism@s contra quienes carga esta élite compuesta por Gobierno, Corona, empresariado y esa parte de la judicatura politizada. Basta ya de intentar callarnos, de intentar amordazar lo que no se quiere escuchar porque deja en evidencia lo innegable, porque derrumba la manipulación que despliegan con sus malas artes.

Quienes más critican ahora las llamadas ‘fake news’ son quienes viven de ellas, son los mismos que han hecho de la mentira la espina dorsal de sus discursos, quienes en un rap como éste se retratan a la perfección. Y cuanto más los escucho, más me gusta. Cuanto más imagino a es@s indeseables iracundos al escucharlo, más me encanta.

No nos van a callar. NO NOS VAN A CALLAR. Por mucha censura que desplieguen, como intentan con obras  como la de Alberto San Juan, no van a conseguir que dejemos de sacar a la luz sus vergüenzas. Por muchas sanciones, querellas, represión o, incluso, porrazos que nos aticen, no nos van a amordazar. Esta derecha rancia lo sabe y eso todavía le aterra más. Que se prepare.