Deporte Digital

Actualidad deportiva a dedo

El ser superior se hace visible

14 May 2009
Compartir: facebook twitter meneame
Comentarios

Tres años y cuatro meses después ha reaparecido. Un día después de que el Barça se proclamara campeón de Copa se ha vuelto a mostrar. Dos o tres días antes de que el Barça cante el alirón liguero ha roto su silencio.

Florentino Pérez regresa al rescate del Real Madrid. Además, a lo grande. Como le gusta a él. En el Ritz y frente a cientos de periodistas ávidos de titulares para sus portadas. El ex presidente que “malcrió” a sus galácticos y que se fue antes de que le echaran, dice volver con aires renovados, con nuevas ideas y con la ilusión necesaria para devolver al club blanco al lugar que le pertenece.

Aunque todos le sientan ya en el sillón presidencial, habrá elecciones. Y menos mal. Juan Onieva cuenta con el aval de 57 millones de euros necesario para concurrir a las urnas. Todavía estamos esperando a que Eugenio Martínez Bravo y algún otro anuncien su candidatura. Lo peor que podría pasar es que un ser superior fuera proclamado sin oposición alguna.

Florentino dice que vuelve para acabar con el periodo convulso que se vive desde las elecciones de 2006. Ha repetido en unas cuantas ocasiones la palabra estabilidad. Esa que echaron a perder aquellos que recurrieron a la Justicia para cometer una injusticia mayor. Habría que recordar a Florentino que él tuvo la oportunidad de cambiar el sistema de voto por correo para que no ocurriera de lo de aquellos nefastos comicios.

La cuestión es que hoy hemos asistido al acto de contrición del hijo pródigo. Ha reconocido que se equivocó al marcharse aquel 27 de febrero.  Ahora, los aficionados madridistas se pregutan si Florentino ha aprendido de sus errores, si volverá a hacer un Madrid campeón, si será capaz de hacer un equipo equilibrado y sin egos y si no volverá a protagonizar otra espantada.

El resto de preguntas las irá desvelando a partir del 1 de junio. Algo ha dejado entrever. Valdano y Zidane estarán con él. No descarta pagar cláusulas, como hizo con Figo. Y entre líneas se puede saber que Kaká y Cristiano Ronaldo son, si nada se tuerce, sus nuevos golpes de efecto. Florentino está de vuelta.