Deporte Digital

Actualidad deportiva a dedo

Villa se merece un respeto

24 Jul 2009
Compartir: facebook twitter meneame
Comentarios

villa.jpgTras Kaká y Cristiano, el Real Madrid se trajo de Lyon a Benzema. El Barça acaba de resolver la ‘operación del verano’ con el intercambio Ibrahimovic-Eto’o. Y el que se ha quedado compuesto y sin novia es David Villa. ¿Quién se acuerda ahora de Villa?

La manida sentencia de que los jugadores siempre acaban jugando donde quieren no se ha hecho realidad con el ‘Guaje’, que ha visto pasar el tren de su vida por segundo año seguido sin poder hacer nada.

Real Madrid, Barcelona y Valencia han faltado al respeto a un jugador cuyo único pecado ha sido no dejar meridianamente claras sus preferencias.  El máximo goleador de la Eurocopa, tercer goleador de la pasada campaña (28 tantos) y segundo de la historia de la selección española se ha ganado en el césped el derecho a, por lo menos, ser escuchado.

La opción prioritaria de Villa era salir este año del Valencia, quería dar un salto y prefería no moverse de España. El Valencia, acuciado por las deudas y enrededado en sus culebrones accionariales, le prometió una salida si llegaban ofertas. El primero en mover ficha fue Florentino. Ofreció primero al Valencia 38 millones y llegó a 42. Manuel Llorente pensó que estaba negociando con el tío Gilito y rompió la baraja. El Real Madrid no estaba dispuesto a pagar más de 50 millones y se retiró.

No lo pasó nada bien el asturiano en Suráfrica. Todos los ojos estaban pendientes de él. La concentración se convirtió en un calvario. Y al volver a España seguía sin tener claro su futuro.

Una vez descartada la opción blanca, Villa puso sus ojos en el tricampeón. Nadie puede reprocharle querer jugar en el Barça de Guardiola. Laporta lo tenía todo de cara para incorporar al ‘Guaje’. Mientras en Valencia, Soriano reaparecía junto a la empresa Inversiones Dalport y con la promesa de 500 millones bajo el brazo. El presidente Llorente mantenía su intención de ampliar capital y se cerró en banda con Villa, Silva y Mata.

El ‘7’ quería vestir de azulgrana y estaba dispuesto a bajarse el sueldo si el Barça hacía un esfuerzo por ficharle. Pero en estas, Guardiola pactó con Laporta la idoneidad de la salida de Eto’o y el foco giró hacia Milán.

Harto de todos, Villa se ha resignado a seguir otro año más en el equipo con el que tiene contrato. Algo que no justifica la más mínima duda sobre su profesionalidad de cara a la próxima campaña.

El asturiano volverá el próximo lunes a la disciplina del Valencia, en la concentración holandesa de Ermelo y allí dará explicaciones de lo que ha sentido durante sus agridulces vacaciones. No dirigirá ningún reproche en público, pero se merece una disculpa.