Dominio público

Opinión a fondo

El PSOE se equivoca con RTVE

14 Feb 2016
Compartir: facebook twitter meneame
Comentarios

José Angel Jiménez
Productor de cine y televisión, fue Presidente del Comité de Empresa de Telemadrid e impulsor de la plataforma Salvemostelemadrid

El pasado 15 de enero el PSOE registró una proposición de ley con el objeto de recuperar la elección de los miembros del Consejo de Administración por 2/3 del Parlamento, que el gobierno de Mariano Rajoy suprimió de la ley audiovisual de Zapatero nada mas llegar al poder mediante un decreto ley.

La situación de RTVE es sin duda crítica y merece una respuesta urgente por parte del poder político, para que pueda afrontar el futuro con garantías y no termine siendo una radiotelevisión residual y con una audiencia mínima. Su Presidente, José Antonio Sánchez, ya demostró su capacidad para hundir una radiotelevisión pública en Telemadrid y todo indica que si le dejan un poco de tiempo volverá a hacerlo.

Pero el PSOE pretende solucionar el problema con viejas recetas que a mi juicio ya no sirven. Se empeña en mantener la elección del Consejo de Administración por 2/3 del Parlamento (8 en el Congreso y 4 en el Senado). Una fórmula, que hace unos años pudo ser válida para garantizar que la oposición participara en la elección de los miembros del Consejo, se transforma, con la composición actual del Congreso, en una garantía de que los partidos del régimen (PP, PSOE y Ciudadanos superan los 2/3) van a poder acordar entre ellos el reparto de los consejeros según les parezca oportuno. Ya lo han hecho en la Mesa del Congreso o en la ubicación de sus señorías en el Hemiciclo. Y el PSOE debe de tener claro que habrá acuerdo porque en su propuesta eliminan la clausula antibloqueo que aparecía en la ley Zapatero. Esta clausula permitía elegir a los consejeros por mayoría absoluta en caso de que no hubiera acuerdo de 2/3. En definitiva quieren hacer pasar por democrática una propuesta que mas bien parece dirigida a seguir tejiendo ese cordón sanitario alrededor de Podemos que reclama, con tanto ahínco, el expresidente González. RTVE no se merece ser utilizada, otra vez mas, para fines partidistas.

La única forma de que RTVE funcione libre de ataduras  del poder político es un control ciudadano a través de un Consejo Social representativo de las organizaciones de la sociedad civil, que debería ser el que nombrara a la mayoría de los Consejeros. Y por supuesto la presencia de trabajadores de RTVE en el Consejo de Administración elegidos democráticamente por la plantilla, al igual que sucede en las televisiones de los países nórdicos, no consejeros nombrados por los sindicatos mayoritarios, como vuelve a proponer el PSOE. Pero claro todo esto generaría mucha ansiedad en Ferraz porque se sale de sus esquemas habituales de control de la situación. A nadie se le escapa que poner a un consejero nombrado por la dirección de CCOO y a otro por la dirección de UGT es arrimar el ascua a su sardina.

Mi posición en este punto no es coyuntural. Hay varios artículos en los que desde hace tiempo defiendo una fórmula alternativa a los mágicos 2/3. El modelo que Podemos presentó para Telemadrid en las elecciones de mayo de 2015, en el que tuve el honor de colaborar, recoge muchas de estas propuestas, que lo que buscan es establecer un sistema de pesos y contrapesos (checks and balances) en los que participan políticos, sociedad y trabajadores. Este control va unido a una total trasparencia en la gestión para que los ciudadanos sepan en que se gasta su dinero. Así de sencillo. Los resultados de las elecciones autonómicas hicieron imposible llevarlo adelante, pero creo que es el momento de que Podemos lo retome y lo defienda para RTVE. Los ciudadanos y los trabajadores de RTVE lo agradecerán.


comments powered by Disqus