Dominio público

Opinión a fondo

El silencio de la paz

07 Abr 2017
Compartir: facebook twitter meneame
Comentarios

José Luis Rodríguez Zapatero
Expresidente del Gobierno

ETA anunció el fin de la violencia el 20 de octubre de 2011. Han pasado ya más de 5 años sin atentados, sin secuestros, sin víctimas, sin más sufrimiento.

La memoria del dolor, generado por los años de su actividad, es tan intensa en la sociedad española que el silencio, la contención y una lenta pero firme recuperación de la convivencia han marcado este tiempo en el que la angustia ha empezado a alojarse ya en el recuerdo, aunque sea un recuerdo durísimo. Porque hoy, como aquel día de octubre, hemos de volver a proclamar que la memoria de las víctimas y de la injusticia debe ser lo que permanezca para siempre entre nosotros.

Ahora, ETA entrega sus armas; antes, tuvo que asumir la fuerza de la razón democrática. Más allá del carácter simbólico o propagandístico de esta acción, conviene no olvidar que este proceder forma parte del proceso de extinción de la locura terrorista: fin de la violencia, primero, entrega de armas, después, y disolución de la organización.

La democracia no celebra las victorias que dejan tanto dolor, pero estas sirven, eso sí, para extraer grandes lecciones colectivas.

En mi recuerdo están hoy, además de las víctimas, todos los que en alguna medida trabajaron, desde cualquier puesto u ocupación, y desde los más diversos (no lo olvidemos) espacios ideológicos, por el fin de la violencia, por la paz.

Y, como conclusión personal, deseo reafirmar mi convicción en la fuerza de la política, capaz de contribuir al fin de las peores pesadillas y abrir etapas de libertad, convivencia y reconciliación, aspiraciones tan ansiadas en el País Vasco y en toda España.

No podemos olvidar, pero sí podemos dejar atrás las peores consecuencias del fanatismo.

Solo el pleno ejercicio de las libertades cívicas tiene la capacidad de regenerar y preservar la convivencia, incluso para aquellos que tan cruelmente la negaban.


comments powered by Disqus