Opinion · Dominio público

Aquí estábamos los socialistas

Adriana Lastra

Vicesecretaria general del PSOE

El 11 de enero, Pedro Sánchez participó en Granada en la primera de las cientos de asambleas abiertas sobre pensiones dignas que los socialistas estamos realizando por todo el país. Entonces, aunque hoy parezca insólito, ningún otro partido político hablaba de pensiones. Con nuestras asambleas abiertas buscábamos agitar un debate tan necesario como apagado en esos momentos y volver a colocar en la agenda política los problemas reales de la ciudadanía, ocultos entre las más variadas chanzas y cortinas de humo.

Durante estos dos meses hemos debatido y denunciado por todos los rincones del país, el ataque que está perpetrando el gobierno del Partido Popular contra el sistema público de pensiones, explicando nuestras propuestas para garantizar un presente y un  futuro de pensiones dignas. No se trata de reclamar protagonismo,  pero sí de recordar quiénes hemos defendido los intereses de los pensionistas mientras el resto los relegaron en sus prioridades de acción política, hasta ahora que han visto el éxito de las movilizaciones que han convocado los sindicatos y colectivos.

Hay datos que hablan por sí solos de las prioridades políticas de cada partido, como el de la actividad parlamentaria en el Congreso de los Diputados. En lo que va de legislatura, el Partido Popular y Ciudadanos sólo han presentado una iniciativa parlamentaria cada uno en materia de pensiones, Unidos Podemos ha planteado cuatro  y desde el PSOE hemos presentado veinticuatro iniciativas. Es decir, el Partido Socialista ha presentado más del triple de iniciativas en materia de pensiones que el resto de partidos políticos juntos.

Otra de las cosas que nos distinguen es que somos los únicos que hemos realizado propuestas concretas. Falta por conocer todavía el plan que tenga el gobierno para garantizar las pensiones, aparte de aconsejar el ahorro y la inversión en planes de pensiones privados a una ciudadanía que mayoritariamente llega con dificultades a fin de mes. Nuestra  propuesta parte de que el sistema público de pensiones no tiene un problema de excesivos gastos sino de insuficientes ingresos. Las pensiones no se garantizan con recortes sino con una mejor gestión y con ingresos, que deben provenir de unos salarios dignos que generen cotizaciones capaces de sostener las prestaciones, y de unos impuestos específicos a la banca y las transacciones financieras, que complementen los recursos que el propio sistema genera.  Por ello hemos presentado un Plan de Rentas, para mejorar los salarios de los trabajadores, y un Acuerdo por las Pensiones con medidas concretas y realistas para garantizar su revalorización y sostenibilidad.

Quiero creer que todo ese trabajo, todos esos kilómetros recorridos haciendo asambleas abiertas sobre pensiones, todas esos debates parlamentarios y propuestas, han servido para que la sociedad tome conciencia del riesgo que supone el gobierno de la derecha para el estado de bienestar y las pensiones. Porque la mala noticia es que lo que pone en peligro el Partido Popular no son sólo las pensiones sino todo el sistema de protección social que hemos construido durante estos años. Esperamos que las movilizaciones que ahora comienzan y que cuentan con todo el apoyo del PSOE, sean el inicio de una nueva etapa para recuperar unos derechos, un bienestar y un futuro, que nunca debimos perder.