Opinion · Dominio público

Quiero ser el tesorero de Tabarnia

Estoy muy contento de que el Gobierno de España, por fin, esté produciendo y promocionando con tanto interés una producción teatral. Me refiero a Tabarnia.

Para que luego, las malas lenguas, digan que se lo gastan todo en putas. Viva el Ministerio de Cultura, viva España y viva el Rey.

Me emociona ver a la Corona codo a codo con el gobierno de la nación al lado de los trabajadores del mundo del espectáculo.

También quiero aprovechar para pedir que se me acepte como miembro de su gobierno.

Quiero ser el tesorero de Tabarnia.

Soy actor y soy cantante. Pero acepto democráticamente que los protagonistas de la obra sean otros. En Tabarnia hay actores mejor preparados que yo.

Por eso me conformo con el puesto de tesorero. ¿Dónde hacen el casting?

Creo que me lo merezco. Soy un español catalán europeo mundial ejemplar.

Más del 50% de mi producción musical y teatral es en castellano.

Ya sé que esto, en escaños, no significa nada, pero, en votos, sería aceptable.

También me gusta mucho el flamenco y la copla, e hice una canción en la que decía que quería ser torero.

Reconozco que he escrito canciones en catalán. Nadie es perfecto.

Pero juro que en mis canciones nunca intenté adoctrinar a ningún niño, y mucho menos a ningún niño catalán.

No tengo antecedentes penales ni por sedición ni por rebelión.

Nunca voté a ningún partido independentista, es más, nunca voté.

Y la única vez que lo intenté, tuve el honor de hacer de figurante en la otra famosa performance del gobierno del 1 de octubre. Muy buena obra.

O sea, que estoy limpio.

Listo para ser el tesorero de Tabarnia