Opinion · Ecologismo de emergencia

La conexión Siurana-Riudecanyes: un trasvase de agua obsoleto y muy impactante, que hay que clausurar

Santiago Martín Barajas

El trasvase desde el río Siurana (Comarca del Priorat, Tarragona), hasta la riera de Riudecanyes (inmediaciones de Reus), se trata de un túnel que parte del río Siurana, atraviesa la montaña durante diez kilómetros, y sale en el embalse de Riudecanyes. Esta obra se proyectó hace más de un siglo, y tenía como objetivo principal el abastecimiento de agua a la ciudad de Reus. En 1950 empezó a funcionar y, desde entonces, ha derivado la casi totalidad del caudal del río Siurana hacia Riudecanyes, contribuyendo al abastecimiento de las poblaciones de Reus y Riudoms, así como a los regadíos del Baix Camp.

Se trata de un trasvase entre diferentes cuencas, una intercomunitaria (afecta a varias comunidades autónomas) y otra intracomunitaria (afecta a una única comunidad), por lo que es competencia de dos administraciones distintas. El río Siurana se encuentra en la cuenca del Ebro (intercomunitaria), por lo que su gestión le corresponde al Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, por medio de la Confederación Hidrográfica del Ebro; mientras que la riera de Riudecanyes forma parte del Distrito de Cuenca Fluvial de Cataluña (intracomunitaria), correspondiéndole por ello su gestión a la Agencia Catalana del Agua, dependiente de la Generalitat de Cataluña.

Este trasvase produce un gran impacto medioambiental sobre el río Siurana, que queda prácticamente seco en varios kilómetros, durante la mayor parte del año. También produce un gran impacto social en el valle, como prueba que desde que se pusiera en marcha el trasvase en 1950 hasta el año 2000, los pueblos del valle del Siurana hayan perdido más del 45% de su población. Actualmente dificulta el desarrollo de nuevas actividades económicas que han aparecido en el valle del Siurana, como son el turismo de naturaleza y enológico, que no consiguen un mayor desarrollo, por la falta de agua debida al funcionamiento del trasvase.

Con el fin de corregir la actual situación, desde Ecologistas en Acción, junto con las organizaciones GEPEC y la Plataforma en Defensa del Ebro, hemos solicitado tanto al Ministerio de Agricultura como a la Generalitat de Cataluña, que procedan a la clausura de este trasvase, para el que además existen alternativas totalmente viables, y que además podrían aplicarse prácticamente de forma inmediata, satisfaciendo las actuales demandas, sin apenas realizar obras. El abastecimiento a las poblaciones de Reus y Riudoms se cubriría sin problemas mediante el minitrasvase del Ebro a Tarragona, que de hecho ya aporta actualmente el 54% del agua de abastecimiento a Reus; y las demandas reales de riego podrían cubrirse con la reutilización de las aguas residuales depuradas procedentes de las depuradoras, o incluso también desde el mismo minitrasvase.

En definitiva, el trasvase Siurana-Riudencayes es una infraestructura que genera un gran impacto medioambiental y social, y para el que existen alternativas viables, que se podrían aplicar de forma inmediata, y que además serían mucho más garantistas para los propios usuarios que el actual trasvase. Consideramos que se trata de una obra que, cuando se diseñó a principios del pasado siglo podría tener sentido, pero que ahora se ha convertido en una infraestructura obsoleta y caduca. Por todo ello, Ecologistas en Acción, GEPEC y la Plataforma en Defensa del Ebre,  han solicitado al Ministerio de Agricultura y a la Generalitat de Cataluña, que fijen caudales ambientales en el río Siurana y procedan a la clausura del trasvase, a la vez que ponen en marcha las alternativas existentes para cubrir las actuales demandas. En este sentido, recientemente varios grupos políticos del Congreso de los Diputados (Unidos Podemos, En Comú Podem, ERC y PSC) decidieron solicitar formalmente lo mismo al Gobierno. Esperemos que finalmente se imponga el sentido común y este trasvase se clausure, y así pueda renacer de nuevo el río Siurana, devolviendo la vida al precioso valle por donde discurre.

 

* Santiago Martín Barajas es Responsable del Área de Aguas de Ecologistas en Acción