Opinion · EconoNuestra

La vuelta del mercado laboral

Esther González Santana
Licenciada en Ciencias del Trabajo

El pasado mes de febrero nos dejó un incremento de la afiliación a la Seguridad Social en términos interanuales, así como una reducción del paro registrado. Estos datos positivos han llevado a la ministra Fátima Báñez a afirmar que “el mercado laboral se ha dado la vuelta”. Cabe ahora preguntarnos ¿a qué mercado laboral nos conduce esta vuelta? Analicemos algunos datos:

. La afiliación a la SS en términos interanuales aumentó en 61.557 trabajadores, de los cuales un 72,18% corresponde a altas en el régimen de trabajadores autónomos. En esta cifra podemos encontrar a muchos de los llamados falsos autónomos, es decir, trabajadores por cuenta propia que realizan su actividad en condiciones equivalentes a las del trabajo por cuenta ajena. Este fenómeno se ha acentuado con la crisis económica ya que muchas empresas ponen como requisito indispensable el alta en el RETA para “contratar” al trabajador. De esta forma, existe entre las partes una relación mercantil en la que no hay cabida para los derechos laborales.

. El total de contratos iniciales, y convertidos a indefinido, celebrados en el pasado mes de enero (los datos correspondientes al mes de febrero aún no han sido publicados por el SEPE) fue de 1,259.240. El 92,19% de carácter temporal. Dentro de esta categoría, los que predominan son aquellos que no tienen una duración previamente establecida (contrato por obra y servicio, sustitución bajas IT…) y los de una duración igual o inferior a 7 días. Estas dos modalidades constituyen más del 60% del total de contrataciones temporales.

. La contratación indefinida sigue siendo anecdótica. Menos del 8% del total de nuevos contratos del pasado mes de enero eran de carácter indefinido. Hay que destacar que dentro de esta cifra se incluye el contrato de emprendedores, de duración indefinida, pero que está siendo utilizado mayoritariamente como temporal, al contar éste con un periodo de prueba de un año.

. Continúa el incremento del empleo a tiempo parcial. La EPA de cuarto trimestre de 2013 cifraba en 2,739.100 los trabajadores a tiempo parcial, 580.600 más que al final de 2011, justo antes de la entrada en vigor del RD 3/2012 de Medidas Urgentes para la Reforma del Mercado Laboral, que, entre otros aspectos, recogía la posibilidad de realizar horas extra en esta modalidad contractual. Igualmente la EPA IVT2013, refleja que un 62,7% de trabajadores a tiempo parcial querrían trabajar a tiempo completo. Entre finales de 2011 y 2013 se ha producido un incremento del empleo a tiempo parcial involuntario del 7,7%.

. Fuerte devaluación salarial que no sólo agrava la ya crítica situación de muchas familias, sino que también ha debilitado la demanda interna poniendo en una situación muy comprometida a muchos pequeños comercios cuya subsistencia depende de esta demanda. Sin embargo, el ejecutivo saca pecho afirmando que nos ha hecho más competitivos y ha favorecido las exportaciones. Competir en costes en una economía global es una batalla que tenemos perdida ya que hay muchos otros países con costes de producción muy inferiores.

Recopilando, este nuevo mercado laboral nos deja una mayor incidencia de trabajadores autónomos, los cuales no cuentan con la protección del Derecho del Trabajo, mantiene una elevada tasa de temporalidad, fomenta la contratación a tiempo parcial y la devaluación salarial, sin olvidar el recorte de derechos laborales que han supuesto las sucesivas reformas de los últimos años. En definitiva, un mercado laboral rendido a la precariedad a cambio de unas estadísticas más atractivas.