Un nuevo ataque a las energías renovables: el decreto de autoconsumo de electricidad

09 Jun 2015
Compartir: facebook twitter meneame
Comentarios

Ignacio Mártil
Catedrático de Electrónica de la Universidad Complutense de Madrid, miembro de econoNuestra

El Gobierno del Partido Popular acaba de realizar una modificación al decreto que regula el autoconsumo de energía eléctrica que ha remitido a la CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia) el 5 de junio, Día Mundial del Medio Ambiente, lo que parece una broma de mal gusto. Los sectores sociales y empresariales vinculados a las energías renovables han vuelto a poner el grito en el cielo. Ahora bien ¿en que consiste?, ¿por qué ese decreto perjudica el autoconsumo? En este artículo trataré de responder a esta y a otras preguntas relacionadas; para ello explicaré en primer lugar en que consiste el autoconsumo energético; a continuación, por qué el Gobierno actual se opone al mismo mediante el nuevo decreto. Finalmente, describiré cuáles serían los principales beneficios que se obtendrían con una legislación favorable a su promoción.

1. ¿Que es el autoconsumo de energía eléctrica?
El balance energético diario en un día soleado de una ciudad meridional genérica de España, para un hogar típico integrado por tres/cuatro personas, se muestra en la siguiente gráfica, que explico con detalle a continuación:

Autoconsumo

Distribución horaria de los períodos de consumo principal de energía eléctrica (área marrón) y de generación de energía fotovoltaica (área roja) a lo largo de un día soleado. El área azul indica la energía que se puede almacenar para su consumo posterior. Fuente: adaptado de Ataka

La mayor parte del consumo de energía eléctrica en los hogares se produce por la mañana (desayunos) y por la tarde-noche (vida familiar, tareas domésticas, cenas,…) pero el sol luce en su máximo al mediodía, cuando la demanda de energía es menor. Una instalación de autoconsumo energético dispone de paneles fotovoltaicos que transforman la energía proveniente del sol en energía eléctrica. Parte de esa energía se consume en el momento, pero hay un gran exceso que si no se almacena, se pierde. Con sistemas de almacenamiento adecuados, como la batería Tesla, anunciada recientemente u otros sistemas equivalentes, se puede guardar la energía generada en las horas de máxima irradiación solar para disponer de ella en los períodos de mayor demanda. El balance energético que muestra la gráfica demuestra que el autoabastecimiento energético en balance neto es viable si se cumple que:

Área marrón = Área roja + Área azul

Con los niveles de irradiación que se dan en España y con la eficiencia que tienen los paneles fotovoltaicos en la actualidad, aproximadamente en la mitad meridional del territorio peninsular, así como en las islas Baleares y en las Canarias, se puede dar la situación descrita prácticamente a lo largo de todo el año. En los momentos en que no fuera así, tal y como sucedería en períodos prolongados de días nublados, la instalación debe tener conexión a la red eléctrica para obtener la energía que el sistema no puede producir en esas circunstancias.

2. ¿Quién y por qué se opone al autoconsumo?
Principalmente, las grandes compañías eléctricas, que hoy día gozan de un monopolio de facto en el sector. La razón es sencilla: si se desconecta de la red una proporción significativa de consumidores, los beneficios de esas compañías disminuirán, con lo que no están en absoluto interesados y han diseñado un argumentario en contra que el Gobierno actual ha calcado en el decreto que regulará el autoconsumo de energía eléctrica, decreto cuyo borrador acaba de modificarse y que en la nueva versión establece que quien se autoabastezca de electricidad no pagará por las redes eléctricas, aspecto este muy curioso, ya que cualquier instalación de autoconsumo no las tiene que usar; pero en cambio sí pagará un impuesto por la energía que produzca, el tristemente conocido como impuesto al sol. Concretamente, el nuevo borrador establece un cargo que denomina “cargo por autoconsumo” de 49 euros por cada MWh producido y lo justifica diciendo que su objeto es ¡cubrir los costes de su propia actividad! [1]. En definitiva un nuevo ataque frontal al fomento de las energías renovables.

3. ¿Que razones hay para promover el autoconsumo?
Además de obtener toda la energía requerida al cabo del día, el autoconsumo energético presenta otras ventajas que analizo a continuación:
– Permite y posibilita la independencia energética, con lo que disminuye la factura por importar combustibles fósiles, principalmente gas, que es el combustible que utilizan las centrales de ciclo combinado de las que hay instalados 27.000 MW en la actualidad, la cuarta parte de toda la potencia instalada en España. Los principales suministradores de gas natural son Argelia, Nigeria y Rusia, países con situaciones políticas frecuentemente inestables, lo que puede comprometer el suministro de manera regular y continuada en el tiempo.

– Facilita el desarrollo de industrias propias, que promueven empleos de alta cualificación y que sitúan en el mercado productos de alto valor añadido, lo que redunda en un impulso a la reactivación económica desde el sector renovable. Nuestra industria renovable es suficientemente madura desde el punto de vista tecnológico, como para que el autoconsumo energético favorezca el desarrollo y crecimiento de la industria de fabricación e instalación de sistemas de energía renovable. Eso lleva aparejado un impulso a la creación de empleo cualificado, estable y repartido por todo el territorio nacional.

– Promueve un tipo de consumo distribuido y cercano al punto de consumo, evitando los impactos de toda índole de las grandes redes de distribución (daños medioambientales, pérdidas de energía en el transporte). La energía fotovoltaica es esencialmente simple y modular en lo que a instalación se refiere y se puede adaptar perfectamente a las necesidades de diferentes tipologías de hogar sin sobrecostes significativos. Además, favorece un consumo responsable y eficiente, al ser cada ciudadano autosuficiente en sus necesidades y por lo tanto, facilita la toma de conciencia respecto a un consumo limitado y ajustado, minimizando el derroche energético propio de los países industrializados.

– Minimiza las emisiones de CO2 asociadas al consumo energético en los hogares, al eliminarse la electricidad generada mediante combustibles fósiles.

– Permite la independencia respecto de las grandes compañías eléctricas, cuyo recibo se ha convertido en uno de los más caros de Europa, por razones en absoluto claras.

– Es rentable en términos económicos. Una instalación de autoabastecimiento puede costar cerca de 9.000 euros para un hogar medio integrado por tres personas. Con los niveles de irradiación anuales de la mitad meridional de la península, Baleares y Canarias y al coste actual de los diferentes elementos que integran la instalación (paneles solares, inversor, regulador, batería, etc.), con los tipos de interés actuales y una evolución de inflación en el entorno del 2% (recuérdese que llevamos más de un año con tasas próximas a cero e incluso negativas en algunos meses) la inversión se amortizaría en un plazo de 10-12 años aunque en algunas comunidades autónomas como Andalucía, donde gozan de ayudas para este tipo de instalaciones, el plazo de amortización se acortaría a menos de cuatro años. Recientemente se publicó la noticia de una vivienda en Málaga que esta desconectada de la red eléctrica desde hace más de un año sin que aparentemente hay ocurrido ninguna catástrofe. Al cabo de 25 años, que es la vida útil típica de una instalación de estas características, se puede lograr un ahorro económico superior a los 9.000 euros.

Fruto de los sucesivos desatinos legislativos desatados contra el sector de las energías renovables desde 2012, al día de hoy realizar una planificación financiera de una instalación de autoconsumo eléctrico es casi imposible por la inseguridad jurídica permanente en la que vive el sector, que hace que se modifiquen cada dos por tres leyes que permitirían planificar a medio/largo plazo este tipo de instalaciones, requisito absolutamente imprescindible para poder llevarlas a efecto. Más de 200 organizaciones de todo tipo, entre las que se encuentran empresas del sector, están reclamando al Gobierno que no penalice el autoconsumo con el mencionado decreto, cuya publicación en el BOE parece inminente. ¿Seguirá haciéndose el sordo?

____

[1] El próximo jueves se publicará en este mismo blog otro artículo en el que los autores analizan con más detalle algunos aspectos del nuevo decreto.


comments powered by Disqus