Repitan conmigo: las renovables abaratan el precio de la electricidad

05 Sep 2015
Compartir: facebook twitter meneame
Comentarios

Ignacio Mártil
Catedrático de Electrónica de la Universidad Complutense de Madrid

Es un mantra repetido hasta la saciedad que las energías renovables encarecen el precio de la electricidad, al suponer las primas a estas tecnologías unos costes para el sistema eléctrico en su conjunto de varios miles de millones de euros al año.

En este artículo llevo a cabo un análisis sencillo y riguroso que permita al lector entender que las energías renovables no solo no encarecen el precio de la electricidad si no que, justo al contrario, lo abaratan. Para ello, utilizaré los datos publicados por el Gestor económico del sistema eléctrico, OMIE (Operador del Mercado Ibérico de la Energía), por el Gestor técnico del mismo, REE (Red Eléctrica de España) y por la asociación APPA (Asociación de Productores de Energías Renovables). No entraré en otras consideraciones acerca de los beneficios añadidos que comporta el uso masivo de estas tecnologías (independencia energética, reducción de emisiones, empleo), pues ya los he destacado en otros artículos publicados en este mismo blog.

1. Efecto de las renovables en el precio de la electricidad del mercado mayorista
En la gráfica siguiente se muestra el precio medio de la electricidad negociado en el mercado mayorista cada mes del año 2014, así como el grado de participación de las energías renovables en cada uno de esos meses:

Imagen2

Precio medio mensual de la energía en el mercado mayorista (línea verde) y participación de tecnologías renovables en el “mix” energético en promedio mensual (línea roja). Fuentes: elaboración propia a partir de los datos consultados en OMIE y REE.

La tendencia que reflejan ambas gráficas no puede ser más elocuente: cuando sube la participación de las energías renovables en el “mix” energético mensual, baja el precio de la electricidad; cuando esa participación se reduce, el precio de la electricidad se incrementa.

Para poder entender por qué las energías renovables abaratan el precio de la electricidad, es preciso comprender sucintamente cómo funciona el mercado eléctrico mayorista y como se fija el precio de la electricidad en dicho mercado, lo que analizo en el siguiente punto.

2. Funcionamiento del mercado mayorista de la energía
El precio de la electricidad se negocia a diario en el conocido como mercado mayorista, al que acuden los productores de energía y los grandes compradores: grandes empresas muy demandantes de energía (Arcelor, Renfe, industrias químicas), las compañías distribuidores de la energía y las compañías comercializadoras que después nos venderán la energía a los pequeños consumidores. Este proceso de oferta y demanda tiene lugar para cada hora de todos los días del año, es decir, se negocian precios para la energía eléctrica 8.760 veces al año. Efectuadas las ofertas de unos y otros, se realiza un proceso de casación entre ellas, mediante el que se fija la energía que venden los productores cada hora y a que precio la adquieren los compradores.

La figura muestra las curvas de oferta y demanda, una vez casadas para las nueve de la mañana del día 16 de julio de este año. Como se observa en la gráfica, las ofertas de venta de energía (línea fina marrón) y de demanda (línea verde-azul), se cortan en un punto que proporciona el precio de casación y la cantidad de energía casada para esa hora y ese día.
Lo primero que destaca en ambas curvas es que hay un exceso de capacidad instalada en nuestro sistema eléctrico evidente ya que la curva de oferta se prolonga a valores de energía mucho más elevados que las demandadas por el mercado. Además, se puede comprobar, que hay una gran cantidad de ofertas de energía conocidas como precio-aceptantes, que son aquellas que ofertan la energía producida a 0 €/MWh; estas son las nucleares y la gran mayoría de las renovables (eólica, solar e hidráulica fluyente).

mercado OMIE

Curvas agregadas de oferta y demanda de energía para las nueve de la mañana del día 16-Julio-2015. (Órdenes de venta: línea fina marrón; órdenes de venta casadas: línea gruesa marrón oscuro; órdenes de compra: línea fina azul; órdenes de compra casada: línea fina verde). La energía casada y el precio de casación se detallan en el recuadro. Fuente: OMIE

De la gráfica se deduce de manera inmediata que la presencia de producción renovable implica una fuerte bajada del precio de la energía eléctrica, ya que una mayor cantidad de esta clase de energías conlleva un desplazamiento de la línea de oferta hacia la derecha de la gráfica, produciéndose el corte con la línea de compra de energía a menores precios.

Es muy frecuente que las curvas de oferta de venta de energía (línea fina marrón) y de oferta de venta ya casada (línea gruesa marrón oscuro) no coincidan exactamente, lo que hace que el precio de casación preliminar deba corregirse. Esto sucede en algunas ocasiones, cuando las ofertas realizadas cada hora por los generadores van acompañadas de lo que se conoce como “condiciones complejas”, que pueden provocar un desplazamiento de la curva de oferta agregada hacia la izquierda (de la línea fina marrón a la línea gruesa marrón oscuro) provocando un encarecimiento del precio final de la energía casada.

Esas condiciones son tanto de carácter técnico y de funcionamiento de la central como económico: en el primero de los casos la operación de la central, para producir la energía prevista, puede superar las limitaciones de funcionamiento de esta; en ese caso la central en cuestión retira las ofertas realizadas. La consecuencia es que hay menos oferta de energía para esa hora y se encarece el precio. En el segundo caso, la situación se da cuando algunas centrales, para vender la energía que producen, se fijan unos objetivos de ingresos mínimos a obtener. De no lograrlos retiran sus ofertas, lo que implica que de nuevo hay menos energía en el mercado y se encarece de nuevo el precio de esta.

En relación con el objeto de este artículo, una de las claves de la figura anterior es el hecho de que las energías renovables entran en el mercado a coste cero. Cuantas más energías renovables entren en la casación, la curva de demanda se desplaza hacia la derecha, abaratando el precio de la electricidad [1]. Como consecuencia, aunque las renovables cobren primas elevadas, pueden inducir ahorros muy significativos en el precio final y por lo tanto, abaratar el precio de la electricidad. Es decir, es posible que pequeños volúmenes de energía reciban primas muy elevadas (superiores incluso al precio de casación), pero repercutan globalmente en un abaratamiento del precio final. Hay estudios rigurosos que demuestran que las energía renovables podrían recibir primas importantes, situadas en el margen 60-75 €/MWh, sin que tengan repercusión ni coste alguno para los consumidores.

Relativo a la energía nuclear, aunque también entra en el mercado a coste cero, tal y como he indicado en el punto anterior, tienen otros costes para el consumidor que no se reflejan en el mercado diario. Jorge Fabra, ex consejero de la CNE y ex presidente de REE ha declarado recientemente que los beneficios recibidos a lo largo de décadas por parte de las centrales nucleares mediante los conocidos como Costes de Transición a la Competencia son los principales responsables del déficit de tarifa del sistema eléctrico y no las primas recibidas por las renovables, contradiciendo la versión oficial del gobierno actual.

3. Primas satisfechas a las tecnologías renovables
La siguiente tabla muestra las cantidades recibidas en concepto de primas por las diferentes tecnologías de generación renovable durante la última década:

tabla primas

Primas recibidas por los productores de energías renovables durante el período 2005-2014, expresadas en millones de euros. Fuente: APPA, Informe 2013 y nota de prensa de 8-Abril-2015

En términos acumulativos, las primas a las renovables han supuesto en esa década 38.717 millones de euros, mientras que los beneficios por abaratamiento del precio de la electricidad en ese mismo período suman cerca de 43.000 millones de euros, con lo que los beneficios sólo por este concepto son más que evidentes. A eso deben sumarse los ahorros producidos por las importaciones de combustibles fósiles evitadas y por las emisiones de CO2 impedidas (unos 7.500 millones de euros).

En conclusión, es un hecho contrastado y objetivo que las energías renovables abaratan el precio de la electricidad, además de reportar otros beneficios de toda índole (independencia energética, eliminación de emisiones, fomento de tecnologías propias, etc.)
____________
[1] Tras el proceso de casación, todos los productores intervinientes son retribuidas al precio al que se casó la energía más cara de todas, dado el carácter marginalista del mercado eléctrico


comments powered by Disqus