Opinion · El Imaginario Salvaje

Libros sin feria I: ‘¿Cuándo amanecerá camarada?’

Hay libros que perviven, muestran y acompañan a través del subterfugio o la latencia. Se trata de textos que desde la marginalidad del mercado editorial, lanzan señales de insoslayable significado. Sus contenidos viajan sobre su género, lo trascienden, lo modifican, por su brillantez, por su sinceridad, por su argucia. Son grandes o pequeñas obras que lastiman profundamente la indiferencia, que reclaman la trepidante mesura de la lectura profunda.

Clave Intelectual vuelve a acertar arriesgándose. Lo hace a través de una edición muy cuidada del clásico de Jean-Paul Ollivier “¿Cuándo Amanecerá Camarada?”, al que ha dotado de nuevos bríos gracias a la estupenda traducción de Saturnino Martín.

Evidentemente, no es casual que el libro aparezca cuando se conmemoran los 100 años de la revolución rusa; 50 años desde que Ollivier publicara esta obra es su Francia natal. Este periodista y escritor no fue un observador de laboratorio, ya que se construyó en el periodismo más directo y esencialista. Así, su análisis parte de una denodada voluntad de inmiscuirse en la realidad que describe. En 1964 Ollivier fue testigo directo del impresionante desfile que atestó las calles moscovitas en el 47 aniversario de la Revolución. Fue en ese contexto, de máxima intensidad, en el que el periodista galo decidió hacerse una pregunta fundamental: ¿cuáles fueron las razones fundamentales que hicieron posible la Revolución de los Soviets en un lugar tan alejado de dónde el propio Marx había pronosticado?

Jean-Paul Ollivier nos muestra en ¿Cuándo Amanecerá Camarada?, la crónica política y social de los años previos a la Revolución, incluyendo, además, las trepidantes horas del asalto insurrecto del 17 que devendría en la Revolución Soviética.

El periodo destituyente, que se sitúa entre 1876 y 1917, es desplegado con gran precisión, con detalles, datos, nombres. De hecho el autor se rodeó de numerosos colaboradores que aportaron documentación y contactos. El propio Ollivier realizó diferentes entrevistas con algunos de los protagonistas que en aquel entonces se encontraban con vida.

Un libro imprescindible que da sentido histórico a través de su caudaloso rigor, arrumbando infames equidistancias y poniendo en valor uno de los intentos más importantes de subversión de la injusticia. Estas páginas rehuyen el sectarismo de los maniqueos y entrecruzan miradas diferentes y, en ocasiones, colisionantes.

Sostiene el alcalde de Cádiz, José María González, Kichi, que la historia poco serviría si solamente funcionara como retrovisor. Por ello la pregunta que lanza este libro sigue teniendo resonancia hoy. Fijándome en los refugiados, en las mujeres asesinadas, en los ecologistas perseguidos, en los desahuciados, en los empobrecidos ante la bulímica acción de los ricos, en los represaliados por hacer pública su opinión o manifestación a manos de corruptos, pienso que hoy más que nunca es importante seguir preguntándose, seguir cuestionando, seguir.