El mapa del mundo

“En época de mentiras, contar la verdad se convierte en un acto revolucionario” (George Orwell)

Sarajevo es ahora Gaza

07 ene 2009
Compartir: facebook twitter meneame
Comentarios

PERE RUSIÑOL

Sarajevo fue en los años noventa el símbolo de la barbarie: una gran cárcel para centenares de miles de civiles cercados por matones con cañones y fusiles. Los chetniks decían tener sus milenarias razones, claro, pero nadie picó en el anzuelo de escucharlas porque la masacre de gente corriente a manos de poderosos militares situaba el conflicto en un plano distinto, prepolítico: la barbarie anulaba las razones –fueran las que fueran–y así lo entendió Occidente, indignado por las atrocidades de los otros.

Pues bien, Sarajevo es ahora Gaza. Hace más de un año que 1,5 millones de personas se hacinan en un presidio a cielo abierto, sin posibilidades de escapar ni de buscarse el sustento con dignidad, atrapados entre los tanques de un lado y el mar del otro, ante la indiferencia del mundo. Desde hace 11 días, el sitio es directamente masacre.

Como en Sarajevo, las razones –si las hubiera– pasan a un segundo plano. ¿Puede justificarse matar a 13
personas de una misma familia para liquidar a un líder político enemigo, por peligroso que este sea? ¿Se puede sitiar una ciudad con sus niños dentro y descargar con metralla toda la rabia acumulada? ¿Se puede responder al asesinato de 23 personas en una década (víctimas israelíes de misiles de Hamás) con la liquidación de 600 personas en 10 días? ¿Son éstos los valores occidentales? Muchos de los líderes que se desgañitaron por Sarajevo callan, quizá horrorizados al descubrir que los chetniks somos ahora nosotros.

El hombre que diseñó el cerco a Sarajevo está entre rejas, en La Haya, mientras que los responsables de la masacre de Gaza siempre tendrán abiertas las puertas de la Casa Blanca. Pero las mismas multitudes indignadas que entonces llenaron las plazas de España y de Europa vuelven a tomar la calle. No se dejan tomar el pelo.


Desde el 1 de octubre de 2014, Público incorpora un nuevo sistema de gestión y moderación de comentarios: Disqus. Puedes leer todos los detalles aquí.

Al utilizar los Servicios de Comentarios (A.L. 5.2), el Usuario se compromete a no enviar mensajes que difamen o insulten, o que contengan información falsa, que sea inapropiada, abusiva, dañina, pornográfica, amenazadora, dañando la imagen de terceras personas o que por alguna causa infrinjan alguna ley.

Los comentarios que contengan insultos, descalificaciones, difamaciones, falsedades, enlaces inapropiados, comerciales y publicitarios o que contengan preguntas o valoraciones sobre el sistema de comentarios serán revisados para valorar su publicación, pudiendo ser eliminados. El cauce adecuado para la resolución de preguntas sobre el servicio de comentarios consiste en el envío de mensajes mediante el formulario que se encuentra en nuestra página de Contacto.

Los Usuarios que atenten con sus comentarios contra la imagen de Público, de sus trabajadores y propietarios o que utilicen cualquier tipo de técnica, fórmula o composición literal en sus mensajes para eludir los criterios de moderación o aquellos que suplanten personalidades de otros usuarios serán bloqueados en el servicio, eliminándose sus comentarios e impidiéndoles continuar publicando comentarios mediante su cuenta.

comments powered by Disqus