La empresa española que puede revolucionar el negocio de los videojuegos

18 Ene 2015
Compartir: facebook twitter meneame
Comentarios

playgiga

Juan Gili (con gafas, sentado en el centro) y César Valencia (primero por la derecha), con parte del equipo de Playgiga.

Por EDUARDO ORTEGA

Los mandos son muy parecidos a los de Xbox y la resolución gráfica es similar a jugar online a un título de Playstation. Sin embargo, no se trata de una consola al uso. Ni siquiera es una consola. La start up española Playgiga ha desarrollado una plataforma para jugar a videojuegos en la nube, lo que implica que no será necesario comprarlos, sino que ofrecerá un catálogo del que se podrá disfrutar mediante una suscripción. Ni tampoco tener una consola o equipamiento para disfrutarlos.

El proyecto nació hace ya unos años, con la premisa básica de que el mundo del entretenimiento tenía que asistir a un proceso de transformación. “Si trabajas en el sector y sabes que todo se dirige hacia una tendencia -que todo resida en el servidor y que las telecomunicaciones sean capaces de romper las barreras que existen-, te das cuenta de que el mundo de los videojuegos tiene que moverse en esa dirección”, afirma Juan Gili, director general de la compañía y uno de los fundadores junto a César Valencia, consejero delegado.

Comenzaron con tres empleados y hoy ya están en la treintena y su producto está a punto de ver la luz. Lo hará entre abril y mayo de este año, tras una importante labor de desarrollo en I+D y de la mano de una operadora por país. Han firmado en España un acuerdo de exclusividad “con una de las grandes”, que todo apunta a que es Telefónica, lo que les permitirá llegar a los millones de clientes que tiene la compañía en la península, la mayoría de los cuales no tiene un perfil de jugador habitual. Es a ese usuario al que se dirige Playgiga. Tres meses después prevén llegar ya a cientos de miles para posteriormente estar presentes en todo el territorio nacional.

Los actuales 100 megas o los 200 o más que pueden venir hallan en esta plataforma de juegos una excusa. La firma proveerá de todo el paquete, que incluye los juegos, el servicio, los servidores y los dispositivos para jugar. La forma de comercializarlo ya será cosa del operador de turno. Casi al tiempo que en España, lanzarán también en Portugal junto con el integrador Novabase para Vodafone. La estrategia de la start up es partir de estos dos grandes acuerdos para introducirse en otros mercados. “Somos conscientes de que entrar con el operador de España y el de Portugal significa tener un importante posicionamiento”, explica Gili. Se están moviendo también por Europa del Este, donde desde países como Polonia o Estonia han mostrado gran interés. Y sobre todo en Asia. Rubricaron una alianza a finales de noviembre con el grupo industrial Innoplay con la que pretenden llegar a China, Taiwán, Malasia y Corea del Sur. “Si llegas a Corea del Sur, la cuna del videojuego, es la panacea”.

playgiga2

Una de las principales novedades que introducirá la empresa, premiada en el último Spain South Summit, es que será multiplataforma. Al jugar en la nube, uno podrá comenzar en la tele de su casa, continuar en el móvil en el metro y seguir en el ordenador un rato después, por ejemplo. Esta característica, sin embargo, no estará disponible en el lanzamiento, sino que esperan que llegue ya en 2016. “Es un escenario de uso absolutamente impensable hace unos años, pero las tecnologías en la nube ahora sí nos lo permiten”, dice el ejecutivo de la compañía. Tampoco estará disponible desde el inicio la opción de jugar online contra otros usuarios, aunque sí en una segunda o tercera fase.

No tiene nada que ver con Steam, la plataforma que facilita a desarrolladores la distribución de videojuegos sin más mediadores, directamente al usuario final. Al menos no desde el principio. “En un futuro no descartamos hacer algo así”, matiza David Rodríguez, director de operaciones de la firma española. “Por el momento, sólo va a haber juegos de las editoras con las que hemos llegado a un acuerdo”. Los títulos que tienen confirmados actualmente se acercan al millar y esperan llegar a los 2.500 para la fecha de lanzamiento. Para ello están en conversaciones con las majors: Disney, Warner, Ubisoft, Electronic Arts, Activision, Rockstar y otras muchas. La fórmula de negocio será de revenue share, de tal manera que operadora, editora y Playgiga se repartirán el pastel en distintos porcentajes ligados a variables.

“Es incluso asequible para mercados con menos capacidad o poder adquisitivo, como puede ser Brasil, donde quizás la mayoría no puede permitirse gastarse 400 dólares en una consola”, asegura Juan Gili. La start up dio sus primeros pasos con dinero de sus propios fundadores y después recibió financiación del fondo de inversión Adara. En este mes de enero cerrará una segunda ronda de financiación en la que entrarán en la empresa tres nuevos fondos. “Vamos a demostrar que la tecnología y la concurrencia de usuarios en una plataforma de cloudgaming en servidor remoto es posible con una extraordinaria experiencia de usuario”, defiende el director general de la firma. El proyecto, de momento, es más que prometedor y ya vaticinan unas previsiones económicas “fabulosas”.


comments powered by Disqus