Doble robo: en el sueldo y el voto

30 Sep 2010
Compartir: facebook twitter meneame
Comentarios

Algunos lo habrán escuchado ayer. El propietario de un bar decía a las cámaras de un canal de televisión que él no hacía huelga porque los sindicatos no le daban de comer. Tengo en cuenta esta declaración porque me incumbe como empleado público desde que mi muy discreta soldada se vio mermada en sesenta euros mensuales por decisión del vigente Gobierno. Esto es, desde que ZP, a quien voté por dos veces, tuvo a bien recortar un 5 por ciento la nómina de todos los funcionarios.

Consideré el pasado mes de junio que la huelga general de trabajadores públicos promovida por los sindicatos mayoritarios fue un error, sobre todo teniendo en cuenta que ya se tenía prevista una huelga general posteriormente. El bolsillo de los funcionarios no estaba para aplicarse dos huelgas sucesivas cuando se le acababa de sustraer un 5 por ciento de su salario. Quizá por esta razón, el porcentaje de empleados de la administración central que ayer ejerció su derecho a la huelga fue tan corto, inferior incluso al que paró hace tres meses (7,5 frente a 12 por ciento según el Gobierno).

Pues bien, desde el pasado mes de junio, he optado por eliminar mi tentempié matinal de media mañana. También he dejado de comprar el periódico, algo que hacía casi a diario y no me va a suponer mayor esfuerzo, habida cuenta mi escepticismo ante la prensa. De ese modo he recuperado los sesenta euros que este Gobierno me ha robado y temo que nunca jamás me serán devueltos.

Si se hace el cálculo de lo que esta huelga de consumo comportaría si la ejercieran todos los funcionarios en una ciudad donde su número puede llegar a los 15.000, es muy probable que no fueran las mismas las palabras del propietario del bar que ayer no hizo huelga porque los sindicatos no le dan de comer.

Mantendré mi huelga de consumo mientras el Gobierno al que elegí con mi voto no rectifique y me devuelva lo que le me ha robado doblemente. Si robo es sustraer dinero de una nómina, también es robo hacer con mi voto la política económica que haría el partido de la oposición conservadora.


comments powered by Disqus