Catorce puntos para la III República

18 Dic 2011
Compartir: facebook twitter meneame
Comentarios

El pasado 7 diciembre tuvo lugar un acto en el Ateneo de Madrid, institución que tan señalado papel desempeñó en pro del advenimiento de la II República en los años que precedieron a su pacífica proclamación,  que no llamó la atención de los medios o fue desestimado como noticioso, pero que por ser un contrapunto singular al aniversario de la Constitución monárquica que se conmemoraba al día siguiente, bien hubiera merecido siquiera una escueta nota informativa. Catorce puntos para la III República fue el título del texto que se leyó en el evento, presidido por Miguel Pastrana, al frente de la Agrupación Ateneísta Juan Negrín, y en el que intervinieron el vicepresidente de la Plataforma Estatal de Ciudadanos por la República, el delegado de la Red Inter Cívico Republicana y el presidente federal de la Unidad Cívica por la República. Paso, sin más, a enunciar esos catorce puntos, cuyo número responde probablemente y de modo simbólico a la histórica fecha en que se proclamó la II República en abril de 1931:

1.- Independencia y soberanía nacional en forma de República federal, democrática y pluripartidista. Apertura de un proceso constituyente que permita de manera eficaz a la ciudadanía -ya sea por referendo o medio análogo- poder optar por esta nueva forma de organización estatal en sustitución de la Monarquía.

2. Ruptura con los últimos lastres de la dictadura franquista – incluidas las distinciones nobiliarias – y anulación de sus sentencias. Entronque histórico, jurídico y moral con la legalidad democrática de la II República española.

3.- Bandera federal roja, amarilla y morada.

4.- El Estado republicano fomentará y posibilitará la participación democrática de la ciudadanía en todas las esferas de la vida pública.

5.- Concepción económica en clave de cohesión social y sostenibilidad medioambiental, con derecho a vivienda digna. La economía se orientará al pleno empleo, estable y de calidad, y a unos servicios públicos – Sanidad y Educación a la cabeza – garantizados por el Estado.

6.- Resortes estratégicos de la economía serán de titularidad pública y estatal.

7.- Legislación socio-laboral que garantice los derechos sociales, laborales y sindicales de los trabajadores.

8.- Derecho a la propiedad legítima. Apoyo estatal a los emprendedores capaces de activar la economía real y generar empleo. Penalización de las actividades especulativas.

9.- Administración pública basada en principios de subsidiariedad y cercanía, evitando duplicidades.

10.- Funcionariado independiente de los partidos políticos, por criterios objetivos y prestigiado socialmente.

11.- Separación efectiva Estado-Iglesia, garantizando la libertad de conciencia y confesión.

12.- Políticas estatales de paz y no violencia. Fuerzas Armadas al servicio de la defensa de la ciudadanía y el territorio de la República de cualquier invasión militar.

13.- Introducción de los referendos vinculantes como mecanismo normalizado de decisión democrática. Sometimiento a él de cualquier tratado internacional – vigente o por venir – que pueda afectar a la soberanía de la República.

14.- La estructura detallada del Estado republicano sobre las bases expuestas se establecerá mediante plebiscito.


comments powered by Disqus