Galicia no es país para jóvenes

solucion-salina

 

Las banderillas que sujeta Feijóo atraviesan Galicia de Ribadeo a Tui. O sea, son la transversalidad. El subalterno de Rajoy distingue perfectamente entre izquierda y derecha, claro; sin embargo, la urna del PPdeG, el partido escoba, no discrimina entre el voto urbano y rural, costero e interior, campesino y obrero, pudiente y currela, universitario e iletrado, gallego y castellanohablante… En Galicia sólo hay una división entre jóvenes y viejos, por lo que basta echarle un vistazo a la estadística de la población por edades para obtener el resultado electoral. Cuídense el cerviguillo, que el paseíllo ya ha comenzado.

______________________________________________________________________

Estoy en Twitter y Facebook