Paren el Toro Júbilo de Medinaceli

10 Nov 2016
Compartir: facebook twitter meneame
Comentarios

paren-el-toro-jubilo

Es el tiempo de los valientes y la esperanza. Medinaceli tiene aún 48 horas para dar un paso hacia una sociedad más sensible con los animales. Según está previsto, esta localidad soriana celebrará el próximo sábado el Toro Júbilo, un festejo heredado del medievo que consiste en prender con fuego los cuernos de un toro, que quedará ciego por el calor de las llamas antes de ser llevado al matadero. El Ayuntamiento de Medinaceli está a tiempo de dibujar un futuro más compasivo con los animales y más responsable con los valores éticos que debemos enseñar a los niños. Los datos nos cuentan que nuestra sociedad es cada vez más civilizada y, por consiguiente, contraria a los festejos medievales que aún se celebran. Los muchos vecinos de Medinaceli que sean sensibles con el sufrimiento del Toro Júbilo no deben tener miedo a expresar rechazo a que su ayuntamiento institucionalice la tortura animal.

Una sociedad civilizada debería poder presumir de sus tradiciones, pero no es el caso. Sin embargo, ya somos cientos de miles los que no queremos un país en el que un Ayuntamiento tolere que sus vecinos llamen diversión al sufrimiento. Si nada cambia, el sábado volveremos a llorar con las imágenes de un toro envuelto en llamas, asustado por el ruido de los petardos y de los gritos de los violentos, saltando sin sentido sin saber por qué. Pero hasta entonces, como ocurre en los días previos a cada barbarie, mantendremos la esperanza de que los representantes políticos que autorizan la tortura animal tomen cartas en el asunto, miren a sus vecinos a los ojos y les digan que está mal, que nadie tiene que ser maltratado para entretener a unos cuantos.

El Partido Animalista – PACMA es la única organización política que actúa contra este festejo y que se ha opuesto públicamente. Nosotros lo hacemos por un sentimiento de cariño, responsabilidad y empatía hacia otros animales; pero hay quien encuentra otros motivos como el enorme daño a la imagen exterior de España como integrante de la Unión Europea o la banalización de la violencia en nuestra cultura. Hay mil motivos por los que el Ayuntamiento de Medinaceli debe parar la celebración del Toro Júbilo. Su representantes políticos tienen una nueva oportunidad para dejar en paz al animal y comenzar a transitar desde mañana por el camino del futuro: el del respeto a todo aquello que nos rodea.


comments powered by Disqus