Opinion · Sombreros de colores

¿deberían cambiarse los Días Mundiales?

Casi todos los días del año celebramos algo. O recordamos algo. O luchamos por algo. Hoy es otro día mundial (día 7 le ha tocado a la salud). Como ayer y mañana. Como prácticamente los 365 días del año. Los calendarios están marcados, día tras día con una reseña que dice:

DIA MUNDIAL DE…… blablablabla. DIA INTERNACIONAL DE……. blablablbalabla. DIA DE……. blablablabla

Normalmente son organismos globales los que declaran esas fechas como idóneas para recordarnos que…….. El problema es que nos quedamos solamente con el BLABLABLA. Conmemoramos algo (y en algunos casos, mucho) de boquilla. Y participamos en ellos, porque a veces conseguimos algo.

Y todo esto porque el día 7 de abril se celebra el día Mundial de la Salud, para conmemorar el aniversario de la fundación de la Organización Mundial de la Salud en 1948. El Día Mundial de la Salud es en realidad una campaña mundial en la que se invita a todas las personas a prestar una atención especial a un problema de salud con repercusiones en todo el planeta. Dice la OMS que esta conmemoración brinda la oportunidad de emprender acciones colectivas para proteger la salud y el bienestar de las personas. Este año 2012 se ha dedicado al envejecimiento y la salud, y el lema, “La buena salud añade vida a los años”.

Y nos preguntamos ¿Somos conscientes de la cantidad de días mundiales con que cuenta nuestro calendario?¿sirven para algo?.¿Creemos que sólo son útiles para llenar los medios de comunicación con informaciones de relevancia relativa? ¿deberían cambiarse? ¿Ayudan a mejorar la salud? Y es que el mundo empieza a estar cansado de que siempre sea el día mundial de algo, sea de lo que sea, mucho en genérico (como los días mundiales de la salud) y poco en concreto.

Incluso hay quien plantea que NO MÁS DÍAS MUNDIALES., Días Mundiales de, contra, para, por…. un sin fin de días que en algunos casos plantean un solo objetivo: “consumismo” disfrazado de sensibilización

Crear días internacionales esta muy bien, para sensibilizar y concienciar a la población de los diferentes problemas que nos rodean. Es cierto que muchas organizaciones trabajan para mejorar estas situaciones. Pero por desgracia no todas tienen este fin. Hay que reconocer que algunos de estos días son muy honorables y resultan útiles para que la sociedad adquiera conciencia sobre problemáticas como el cáncer, el SIDA, o……. Aunque a veces pueden carecer de sentido. Es decir, hay celebraciones anuales que buscan hacer evidentes problemas que tienen un efecto general en la sociedad, pero a veces se presentan en contextos muy específicos que no necesariamente afectan al grueso de la población.

Además, la sucesión continua de noticias, celebraciones, aniversarios, actividades de concienciación, etc. ha provocado que mucha gente no se los tome en serio y no provoque ninguna modificación en las actividades de las personas en su día a día. Incluso gente propone “El Día Mundial contra Los Días Mundiales”

A pesar de todo los dicho, es verdad en SALUD, ligado al día mundial del envejecmiento saludable, que no es la edad la que limita la salud y la participación de los mayores. Pero también es verdad que podríamos llegar más lejos utilizando las redes sociales de una forma participativa, haciendo unos días mundiales diferentes con menos DECLARACIÓN y más ACCIÓN.

Y es que el liderazgo de las instituciones como la OMS debería centrarse no en crear DÍAS MUNDIALES como fin en si mismo, sino en HACER y generar actividades que permitan a grupos, asociaciones, ayuntamientos, centros, profesionales, sociedades científicas, grupos de pacientes, ciudadanos, instituciones estar presentes en el planteamiento (genérico) del día mundial, de forma concreta lo que los acercaría a la realidad y permitiría avanzar en la mejora de la salud pública y de los servicios de salud…., no solo en declaraciones y manifiestos. Por esto, en estos días de  dudas ante el futuro del sistema nacional de salud español, sería necesario crear un DÍA reivindicativo en defensa de nuestro sistema sanitario público.

Como diría Fernando ÁlvarezNo me cuentes lo que sabes, cuéntame lo que haces. Es el liderazgo con (H)alma, lleno de HUMILDAD, HONESTIDAD y HECHOS (los hechos hablan más alto que las palabras)

Y nos gustaría añadir que juntos, con las redes sociales, podríamos, incluso en estos días mundiales, sumar más.