Opinion · Postdatas

Huérfanos de izquierdas (incluye texto íntegro del recurso de los diputados del no)

Nada, que no hay manera de que la izquierda en España salga del laberinto interno en el que anda metida. Mientras que el PSOE y Podemos están hechos un zorros, el PP se fuma un puro y prolonga sus días de vino y rosas.  Hasta Rajoy ha hablado ya con Trump y ya se han repartido el mundo.

En el PSOE, Susana Díaz sigue llevando un día tras otro a la Comisión Gestora y al Gobierno andaluz al precipicio. Preocupada con machacar mediáticamente a Pedro Sánchez –últimamente la consigna es que las plataformas de militantes se están desligando del ex secretario general, pero lo culpan a la vez de todo-, no se quiere dar cuenta de que la mayoría de la militancia la ha calado y no va a tragar con este paripé de partido que está construyendo a golpe de influencias y empujones con la colaboración necesaria del Javier-Autoridad Moral-Fernández, que se está dejando en la gatera de Ferraz hasta los calzoncillos.

Que no, mujer, que el nuevo secretario general del PSOE va a salir del ‘no es no’.

¿Pedro Sánchez? Si quisiera, arrasaría, pero se lo está pensando. ¿Patxi López? Lo tiene difícil si tenemos en cuenta que lo suyo suena a maniobra de distracción, a la opción de esos burócratas siempre dispuestos a pasarse con armas y bagajes a quien les toque las palmas y les garantice culo y carguito. Además, es carne de abstención, no tiene ADN del ‘no es no’ y no entusiasma entre la militancia.

¿Y Susana Sumelzo? Si Pedro no da el paso, podría ser. Joven, inteligente, honrada y valiente. Veremos. Desde luego, su paisano Lambán, el que ha elevado a los altares a Susana Díaz en un mitin en la provincia de Sevilla –si hubiera sido en el Palmar de Troya hubiera sido perfecto-, no le apoyaría y eso valdría un Potosí.

Aunque eche al PSC y sus 18.000 militantes no puedan votar –no es descartable que una decisión en este sentido la tome el Comité Federal del 14 de enero-, Susana Díaz lo tiene cada vez más imposible en tanto en cuanto esta especie de secuestro que sufre el PSOE, que no se sabe aún cuándo celebrará primarias y congreso, se lo atribuyen los militantes directamente a ella, a su ambición por alcanzar el sillón de Pablo Iglesias en Ferraz al precio que sea.

Pero para precios el que está pagando el Gobierno andaluz y por ende el PSOE-A.

Ahora resulta que todas las goteras que tiene su Ejecutivo son culpa de los demás –no menciono a nadie no vayan a mandarlo a Siberia, provincia de Sevilla- cuando ella se ha tirado más de dos años centrada en matar a Pedro Sánchez, llamando compulsivamente a barones, empresarios y periodistas, y ha pasado olímpicamente de sus responsabilidades institucionales.

Que no, mujer, que la culpa de la marea blanca y del fiasco educativo es tuya y nada más que tuya.

En el Gobierno andaluz hay buenos gestores pero llevan demasiado tiempo con el freno de mano metido a la espera de que se consume de una vez por toda la tocata y fuga de Susana Díaz a Zalacaín y alrededores.

En cuanto a Podemos, Iglesias y Errejón, que deberían estar centrados en aprovechar la grave pájara del PSOE, están cada vez más a la gresca, inmersos en un debate pseudoideológico que solo les interesa a ellos y que les está alejando de la calle y de los problemas de la gente. Con esta deriva confirman el exceso de ADN ‘ejército Pancho Vila’ que tenía Podemos desde que levantó el telón.

En fin, lo dicho: y mientras tanto el PP tan pancho, gustándose incluso en este arranque de legislatura. Y muchos ciudadanos de izquierdas huérfanos, rumiando una futura e inevitable abstención.

PD: (1) Joaquín Estefanía, ex director de El País, dijo esta semana en la Cadena SER que el PSOE está en el 15%. La situación es peor aún.

(2) A Pedro Sánchez la Asociación de Periodistas Parlamentarios le concedió en su cena de Navidad el premio azote del Gobierno. El galardón lo recogió en su nombre la diputada balear Sofía Hernanz, que dedicó el premio a los militantes y a los votantes socialistas que quieren un PSOE unido frente al PP. Otra bofetada sin mano.

(3) Mientras tanto, Mario Jiménez sigue trabajando para el PSOE y para PP. El martes almorzó en el propio Congreso con el diputado de Pedro Quevedo, de Nueva Canarias, para que apoye los próximos Presupuestos Generales del Estado. Quevedo, que se presentó en coalición con el PSOE en Las Palmas, será el diputado 176 que conformará la mayoría absoluta necesaria para aprobar las cuentas públicas y liberar al PSOE de una nueva abstención, de un nuevo fiasco. Por cierto, Jiménez continúa pidiendo responsabilidad a los diputados del no. Ya no se acuerda cuando en un Comité Federal del PSOE acusó a Pedro Sánchez de mancillar la memoria de los socialistas asesinados por ETA. ¿Estamos hablando de la misma responsabilidad?

(4) Recurso íntegro de Margarita Robles a la sanción de 600 euros por haber votado no a Rajoy: https://dl.dropboxusercontent.com/u/110045028/DOC-20161213-WA0010.pdf