Salud mental en tiempos difíciles

Por Joseba Achotegui

¿Fue útil la anorexia en la evolución humana?

30 Nov 2016
Compartir: facebook twitter meneame
Comentarios

La anorexia nerviosa es un trastorno mental en el que al intenso sufrimiento de las personas que lo padecen y sus allegados, se añade un profundo desconcierto ante la absurdidad e incomprensiblidad de la conducta que tienen estos pacientes. El  hecho de que una persona joven, muchas veces brillante,  deje prácticamente de comer  por querer estar delgada, a la moda, y se vea obesa  aunque esté esquelética,  resulta una conducta extraña, incomprensible, aberrante. Y precisamente este aspecto de la absurdidad de la conducta incrementa el dolor que genera este trastorno.  ¿Qué explicación puede tener la propensión a esta extraña conducta?

Como es sabido la anorexia nerviosa es un trastorno mental que se da 9 veces más en mujeres que en hombres y se ha convertido en una de las principales causas de muerte entre los jóvenes..

Resulta muy difícil entender qué mecanismos pueden llevar a una persona, a desarrollar una conducta tan irracional que llega  a poner en peligro su salud, incluso su vida,  una conducta que se convierte además en el centro de todos sus intereses y de su existencia.

Y es aquí donde la perspectiva de la psiquiatría y la psicología evolucionista puede sernos de utilidad, porque nos da luz para entender el posible origen evolutivo de la predisposición a padecer este trastorno. Y es que desde esta perspectiva se han postulado hipótesis explicativas muy sugerentes que ayuda a humanizar la comprensión de esta conducta. Se ha postulado que en la historia evolutiva, en otros contextos muy diferentes al actual, las conductas anoréxicas, la restricción alimentaria voluntaria, ha podido ser adaptativa, útil para la supervivencia del grupo.  Por esa razón habría sido seleccionada en la evolución  y conservamos los genes que nos predisponen a tener esas conductas. Obviamente, no todas las personas tienen la misma predisposición. Y en situaciones muy estresantes, personas con predisposición, desarrollarían el trastorno de la anorexia nerviosa.

¿Pero,  por qué razón, las conductas anoréxicas, la restricción alimentaria ha podido ser adaptativa?

Sabemos bien que la historia de la evolución es la historia del hambre. Obtener recursos en la naturaleza, con frecuencia, es difícil. Y  la evolución se ha adaptado a estas circunstancias. Así, por ejemplo, hay lobos, que pueden tolerar estar hasta  cien días sin comer.

La conducta anoréxica, la restricción alimentaria, ha podido ser  una estrategia adaptativa, útil en la evolución porque ha permitido que, al  tener algunas personas la capacidad de tolerar no comer,  otras personas más necesitadas de sustento  pudieran alimentarse.  Por ejemplo,  niños que necesitan alimentos para crecer o  miembros del grupo que necesitan tener energía para funciones importantes en la  supervivencia de la comunidad. Y en épocas de mucha penuria,  las personas que tenían esta capacidad de tolerar el hambre han podido ser muy útiles para la pervivencia del grupo. Es más, sabemos  por numerosas investigaciones, que el ayuno, el pasar hambre, cuando se hace de modo regulado, es un poderoso revitalizante y estimulante de la salud. Es decir, nuestro organismo posee una gran adaptación a la restricción alimentaria

Y esta tendencia a tolerar no  comer para permitir que otros más necesitados lo  hagan,  ha podido ser gratificada por el grupo con un amplio reconocimiento social y aceptación, lo cual también ha reforzado y mantenido  la conducta de estas personas

Además, la anorexia, se asocia en la mujer a la anovulación ( la ausencia de la regla), lo cual ha podido ser útil también como elemento de control de la natalidad en épocas muy duras en las que tampoco era conveniente ni adaptativo tener muchos hijos dada la dificultad de mantenerlos con vida y criarlos adecuadamente. La anorexia ha podido servir como mecanismo de control de la natalidad

En el mundo de hoy, lejos ya de las etapas evolutivas descritas, algunas personas podrían haber heredado la capacidad de desarrollar estas conductas de restricción alimentaria . Y la anorexia, una conducta sin sentido en el mundo actual,  aparecería hoy en situaciones de crisis personal, de estrés, como una búsqueda de aceptación por parte del grupo. Estas personas podrían intentar, a través de la anorexia, dar una imagen de delgadez que agrade al grupo, una imagen acorde a  los standars de belleza de la sociedad actual, buscando ser aceptadas y reconocidas.  Como en otras etapas evolutivas lo hicieron al dejar de comer para ayudar al grupo buscando  ser valoradas y queridas

Obviamente, la hipótesis evolucionistas son eso, hipótesis. Teorías  plausibles, pero lógicamente muy difíciles de demostrar. De todos modos, al menos, al “humanizar” este sufrimiento, al hacerlo comprensible en términos de relaciones humanas, nos permiten empatizar con las personas que padecen este trastorno y por tanto sentirlas más próximas y menos estigmatizadas y así ayudarlas a superar este trastorno

Mas información en Los trastornos mentales, un enigmático legado de la evolución . Ediciones el Mundo de la mente. http://www.elmundodelamente.com/

jachoteguil@gmail.com


comments powered by Disqus