La tramoya

Blog de Juan Torres López

La nueva estafa eléctrica

03 mar 2014
Compartir: facebook twitter meneame
Comentarios

El ingeniero Antonio Moreno, que en su página www.estafaluz.com viene denunciando desde hace años las estafas que cometen las empresas eléctricas españolas, ha vuelto a poner de manifiesto que la nueva tarifa que acaba de aprobadar el gobierno de Mariano Rajoy representa un verdadero atraco a los consumidores. Como se puede leer con más detalle en dicha página (http://bit.ly/1fnGTKa) eso es así por varias razones:

– En primer lugar, porque con esa tarifa se obliga al usuario a consumir electricidad ignorando el precio que va a pagar en cada momento por ella, salvo que tome medidas que, por su complejidad y frecuencia, son de muy difícil adopción.  Así, para que el usuario supiera el precio del kWh en el momento del consumo, tendría que acceder cada día a la web del OMIE (Operador del Mercado Ibérico de Electricidad) y tomar nota de los 24 precios horarios. Y, a partir de esa información, modificar cada día sus hábitos de consumo, para adaptarlos según más le conviniese, a los diferentes precios.

La nueva tarifa afecta muy especialmente a los millones de usuarios que tienen contratada una tarifa con discriminación horaria, ya que no tiene en cuenta períodos punta, valle o llano, eliminando con ello cualquier posibilidad de programación del consumo en función de los citados períodos. Algo que es muy importante para su bolsillo pues el precio del kWh sufre variaciones lo largo del día que pueden llegar a ser brutales. Tal y como demuestra con un ejemplo real Antonio Moreno, entre el precio más caro y el más barato puede haber una relación de 180 a 1.

– En segundo lugar, porque los 19 millones de contadores electromecánicos que actualmente hay instalados están incapacitados para registrar el consumo horario, lo que impide que ni la compañía eléctrica ni el usuario puedan comprobar cuántos kWh han sido consumidos cada hora. Los consumidores estás así completamente indefensos pues la compañía eléctrica podría pasar los kWh consumidos en una hora de bajo precio a otra de precio alto sin que pudieran hacer hacer nada para evitarlo.

– Los 7 millones de contadores telegestionables instalados tampoco registran el consumo horario si la compañía eléctrica no modifica el firmware de cada contador. Pero incluso así, para poder comprobar la exactitud de una factura los usuarios tendrían que realizar las siguientes operaciones, según Antonio Moreno:

a) Tomar nota (a mano) del contenido de los 1.440 registros del contador en los que están almacenados los consumos horarios correspondientes a los 60 días del período de facturación indicado en la factura (720 registros, si la factura es mensual).

c) Tomar nota de los precios horarios correspondientes a esos 1.440 consumos consultando diariamente la página web de la OMIE: http://www.omel.es/files/flash/ResultadosMercado.swf.

d) Multiplicar cada consumo por su precio horario y obtener el importe total.

Es evidente, por tanto, y como también ha señalado la asociación de defensa de los consumidores FACUA, que este tipo de tarifa vulnera la Ley del sector eléctrico de 2013, cuyo artículo 44 establece que los consumidores tendrán derecho a:

“(…) i) Ser suministrados a unos precios fácil y claramente comparables, transparentes y no discriminatorios.

j) Recibir información transparente sobre los precios y condiciones generales aplicables al acceso y al suministro de energía eléctrica (…)

n) Estar informados del consumo real de electricidad y de los costes correspondientes de acuerdo a lo que reglamentariamente se establezca, sin coste adicional”.

Una vez más, y solo para beneficiar a los grandes oligopolios eléctricos y a los bancos, el gobierno español se salta a la torera sus propias leyes, ahora solo un mes después de haberlas publicado y con otra medida de las que hay que tomar nota para exigir su derogación inmediata en cuanto el PP salga del gobierno.


Desde el 1 de octubre de 2014, Público incorpora un nuevo sistema de gestión y moderación de comentarios: Disqus. Puedes leer todos los detalles aquí.

Al utilizar los Servicios de Comentarios (A.L. 5.2), el Usuario se compromete a no enviar mensajes que difamen o insulten, o que contengan información falsa, que sea inapropiada, abusiva, dañina, pornográfica, amenazadora, dañando la imagen de terceras personas o que por alguna causa infrinjan alguna ley. [Más información]

comments powered by Disqus