Cómo predecir si gana Trump o Clinton por código postal

Las elecciones en EEUU y, más concretamente, sus campañas electorales son como de otra galaxia comparadas con una española. Lo mismo sucede con su capacidad demoscópica, recurriendo en ocasiones a estadísticas tan descabelladas para predecir el resultado como el número de camisetas o muñecos que se venden con la cara del candidato o candidata.

No es el caso que nos ocupa. Hoy saco a la luz a la gente de Alteryx y su propuesta para estas Presidenciales en EEUU. Se trata de una aplicación capaz de llegar a predecir el resultado electoral por código postal. ¿Cómo lo hace? Cruzando muchas fuentes de información de lo más diverso, desde el propio censo electoral a las estadísticas que publica periódicamente la web SurveyMonkey.

pososanarquia_alteryx_1

¿Para qué sirven este tipo de análisis? Para mucho, porque la información resultante revela cómo la América profunda, el interior del país, se tiñe de rojo y, por tanto, de votantes de Trump. Son las zonas costeras en las que más se concentra el voto demócrata. En el momento de escribir este artículo, las encuestas dan un 42,7% a Clinton y un 38,9% a Trump.

Un buen análisis big data no es nada sin una visualización de los datos adecuada… y Alteryx ha cuidado mucho ese aspecto, recurriendo a la tecnología de Carto y Tableau Public que muestran los resultados del análisis con rojo para Trump y azul para Clinton.

pososanarquia_alteryx_2

Se ha convertido en una herramienta muy útil para los periodistas a la hora de realizar sus coberturas. A fin de cuentas, SurveyMonkey aborda cada semana a casi 30.000 personas para sus encuestas y, sólo en el caso de las Presidenciales estadounidenses, el cuestionario ronda las 25-30 preguntas.

¿Realmente es preciso? Bueno, en un momento en el que, como hemos visto en nuestro país, la demoscopia no pasa por su mejor momento, hay que romper una lanza a favor de SurveyMonkey. ¿Recuerdan las elecciones generales de Reino Unido en 2015? Entonces, todos los sondeos hablaban de una Cámara de los Comunes más fragmentada que nunca y prácticamente un empate técnico entre conservadores y laboristas. Curiosamente, y desde nada menos que California, las encuestas de SurveyMonkey pronosticaron la victoria de los tories. Algo de crédito, admitámoslo, se han ganado… aunque es cierto que el Brexit no lo vio venir.

Sigan esta web en la recta final de la campaña y comprueben después cuán preciso era.